•  |
  •  |
  • END

Cinco nicaragüenses y un hondureño enfrentan cargos por lavado de dinero y crimen organizado, relacionado con el hallazgo de residuos de cocaína en un helicóptero que tenían estacionado en un hangar del Aeropuerto Internacional “Augusto C. Sandino”.

En el helicóptero transportaban estupefaciente de San Juan del Sur hasta San Juan del Río Coco, frontera con Honduras, según la acusación presentada por la Fiscalía.

De los seis acusados, cinco quedaron ayer en prisión preventiva por una decisión del juez Décimo Distrito Penal de Audiencia, Carlos Solís, quien giró orden de captura contra Juan Dewey Thomas Altamirano.

Los cinco fulminados con la prisión preventiva son: Leticia Thomas Altamirano, Pastor Escobar Duarte, Pedro Jarquín Herrera, Ilish Thomas Lacayo y José Eduardo López Rodríguez, este último de nacionalidad hondureña.

Capturados el sábado
La captura de los imputados se produjo la tarde del pasado sábado, cuando se disponían a tramitar el permiso para volar en el helicóptero Bell 206B3, azul, franjas doradas matrícula TG-CIL, en el que viajarían a la finca de Pastor Escobar, situada en las riveras del Río Coco.

En la aeronave, que estaba en un hangar de esa terminal aérea, la Policía encontró residuos de cocaína en la cabina del piloto y en el asiento trasero, al hacerle la prueba del “Vapor Tracer 2”, refiere el escrito acusatorio.

El judicial ordenó el congelamiento de las cuentas bancarias de los acusados y la anotación preventiva en los Registros de la Propiedad de los bienes y sociedad anónima inscritos bajo sus nombres.

A petición del Ministerio Público y de la Procuraduría, el judicial dispuso dar una tramitación compleja del juicio, es decir, que se duplican los plazos del proceso.

Por esta razón, la audiencia inicial para los cinco detenidos que normalmente se celebra diez días después de la preliminar, esta vez se realizará hasta el próximo 7 de abril.

¿Relación con otro helicóptero?
Los seis acusados, desde hace varias semanas, se venían dedicando a transportar estupefacientes vía aérea, de San Juan del Sur hasta la rivera del Río Coco, según la acusación del Ministerio Público.

El 11 de febrero de 2010 la sociedad Aeromerica Tour S.A. alquiló el helicóptero Bell 206B3, azul, franjas doradas, matrícula TG-CIL, propiedad de la empresa Central American Aviation Services, con sede en Guatemala, refiere el escrito acusatorio.

Luego, la mencionada empresa, con domicilio en Guatemala, fue vendida en Managua el 19 de febrero por Juan Thomas Altamirano a su hermana, Leticia Thomas, y a Ilish Thomas Lacayo, quien fue el último gerente general de la sociedad Aeromerica Tour S.A.

Alegan detención ilegal
Durante la audiencia preliminar, los abogados Bismarck Quezada y Claudia Cecilia Vargas alegaron que sus defendidos fueron presentados ante la autoridad judicial con el término de las 48 horas vencido.

Pero el juez Carlos Solís “desempolvó” la sentencia número 10 del 25 de mayo de 2004, de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, donde se establece que el judicial no es responsable de las violaciones en que hayan incurrido las autoridades – Policía y Fiscalía- durante la tramitación de la causa, antes de ponerlo a la orden de los tribunales.

El abogado Quezada también señaló que en la acusación del Ministerio Público no se individualiza el supuesto actuar ilícito de su representado y de los otros cinco imputados.