•  |
  •  |
  • END

La profesora Gladys Espinoza Sandino lleva más de dos años luchando por un traslado de centro educativo, ya que según la denunciante no soporta el acoso laboral que sufre en el Instituto “René Schick”, de la capital.

La demanda de la maestra comenzó a raíz del maltrato físico, verbal y psicológico del cual fue objeto por parte del ex director. Miguel Ángel Fonseca.

Debido a los problemas que presentó, la maestra fue remitida al Hospital Psiquiátrico a mediados de 2008, donde le recomendaron pedir su traslado a otra escuela en un plazo no menor a 30 días.

“También interpuse una denuncia ante la Procuraduría en Defensa de los Derechos Humanos, donde la resolución también me favoreció, y entre las recomendaciones estaba mi traslado”, relató la docente.

Espinoza Sandino hizo un llamado al delegado municipal, Sergio Mercado, a que apruebe lo más pronto su traslado, pues la salud de la maestra está en riesgo, así como el bienestar de su hijo, el cual estudia en dicho centro.

“El problema es que el ex director Miguel Ángel Fonseca sigue frecuentando la escuela René Schick, pues aduce que tiene amigos, y estos docentes también ejercen presión para mi salida del centro”, expresó la maestra.

Además, solicitó a los abogados de la delegación departamental de Managua del Ministerio de Educación, Delfina Arévalo y Dennis Martínez Lanuza, que revisen su situación, pues su caso lleva más de dos años en las gavetas de esta institución.