•  |
  •  |
  • END

Un mes y diez días han pasado desde que EL NUEVO DIARIO denunció públicamente que desde el Consejo Supremo Electoral, CSE, se estaban emitiendo cédulas, de forma ilegal, que eran usada para prostituir a adolescentes, y hasta este lunes no ha sido enjuiciado ningún funcionario de ese poder del Estado, confirmó Félix Navarrete, vocero de esa institución.

“No tengo información sobre eso en estos momentos, la Policía no nos ha dado ninguna información, estamos realizando una investigación a lo interno (del CSE), pero ahorita estamos abocados a las elecciones regionales y todavía no tenemos resultados”, afirmó vía telefónica Navarrete.

END realizó una investigación donde se logró determinar que una proxeneta, utilizando sus contactos en el CSE, lograba conseguir cédulas de identidad con la fecha de nacimiento alterada para luego otorgársela a menores de edad que se prostituían en bares, restaurantes y nigth club. Pero la reacción de ese poder del Estado fue interponer una denuncia en la Policía del Distrito Tres contra Daysi Ramírez, una joven que colaboró con el trabajo periodístico para demostrar los actos de corrupción de un funcionario.

Siguen suspendidos
En su momento, el secretario general del CSE, Francisco Quiñónez, aseguró que cinco funcionarios que laboran para la delegación de cedulación Managua fueron suspendidos de sus cargos, pero ninguno fue denunciado en la Policía. Navarrete aseveró que éstos continúan sancionados hasta que se aclare el caso.

Mientras, el comisionado mayor Yuri Valle, jefe de la tercera delegación policial, se ha mostrado hermético sobre las investigaciones del caso. “Igual, el caso ése, son casos relevantes que no los vamos a resolver así (rápido), no te puedo dar información porque cuando esté el caso esclarecido nosotros vamos a llamar para dar una conferencia y vamos a dar los detalles de la situación”, indicó.

La Policía no ha entrevistado a Ramírez y el jefe policial no quiso contestar si han interrogado al funcionario señalado en la investigación periodística de ser la persona que otorgaba las cédulas alteradas a menores de edad.