•   LEÓN  |
  •  |
  •  |
  • END

La estudiante Monique Ninette Blanco, candidata a presidente por la fórmula Casio en las elecciones facultativas de Ciencias Económicas, en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-León, no sólo fue inhibida de participar en el proceso eleccionario por el Comité Electoral de Recinto, sino que desde el pasado jueves está siendo acosada por supuestos dirigentes estudiantiles afines al partido en el gobierno.

A pesar de la importancia que tienen estas elecciones estudiantiles, las autoridades universitarias se han negado a brindar declaraciones sobre el caso, sin embargo Jorge Morales Cabrera, Presidente del CUUN, coincidió con el Comité Electoral de Recinto, en afirmar que Monique Ninette Blanco debe ser inhibida por poseer doble nacionalidad (nicaragüense y estadounidense).

La estudiante, de 20 años, cuenta con cédula de identidad nicaragüense y con pasaporte que la identifican como ciudadana nicaragüense.

Este jueves en horas de la tarde, la fórmula Casio inscribirá a sus fiscales en las oficinas del movimiento estudiantil, CUUN, asimismo, tiene previsto cerrar campaña en horas de la noche en un restaurante de la localidad, acompañados de decenas de amigos que rechazan la resolución de inhibición en contra de Blanco.

Según Monique Blanco, entre los universitarios existe incertidumbre por las elecciones.

“Las cosas no están claras, no sabemos si vamos a participar, estamos a la espera de una resolución del Comité Electoral Nacional, de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua, UNEN, en donde hemos interpuesto una impugnación por el proceso anómalo de las elecciones”, dijo la estudiante.

Cuun son grupos de choque
Asimismo, relató que ella y sus compañeros han sufrido durante toda la campaña el acoso, la presión e intimidación de los señores del CUUN. “Ellos no son estudiantes, es de sobra conocido que estos ciudadanos son parte del grupo de choque del orteguismo (Fabricio, Lázaro, Farrinton y Glauco, entre otros), personas que nos siguen en nuestros recorridos de trabajo y hasta nuestras casas, con la intención de intimidarnos”, afirmó Blanco.

La estudiante inhibida cursa el tercer año de Administración de Empresas, tiene previsto denunciar su caso ante las organizaciones de derechos humanos en Managua, además, acudirá ante el Consejo Supremo Electoral, CSE, para que aclare al movimiento estudiantil de la UNAN-León, sobre la validez de su cédula de identidad, que la reconoce como nicaragüense.