•  |
  •  |
  • END

El movimiento sindical en Nicaragua es el que ha salido perdiendo con el favoritismo que el gobierno ha mostrado con el Frente Nacional de los Trabajadores, FNT, dirigido por el diputado Gustavo Porras, quien ha despertado “celo político” en Roberto González, Secretario General de la Central Sandinista de Trabajadores, CST, consideró Armando Zepeda López, secretario ejecutivo interino de la Confederación Sindical de Trabajadores “José Benito Escobar”, CST-JBE.

Las declaraciones las brindó Zepeda López, luego de que González la arremetiera contra Porras, a quien señaló de ser un dirigente inmaduro que pretende echar a pelear al gobierno y al partido Frente Sandinista contra la organización que él dirige, además de “dejar morir” a sus afiliados, por pretender alcanzar la Presidencia de la República.

“Hay celo político por parte de González hacia Porras, porque es quien ahorita ostenta la venia o el visto bueno de la gente del partido (sandinista), lo que significa mayor proteccionismo hacia los trabajadores del FNT, y eso perjudica la bienandanza del movimiento sindical, porque se pierde la perspectiva que persigue todo dirigente laboral, que es la defensa de los intereses de los trabajadores”, aseveró Zepeda.

EL NUEVO DIARIO buscó en diferentes lugares y llamó en diversas ocasiones al celular del diputado Porras, pero éste no fue localizado. Aunque dejamos varios mensajes con la vocera del FNT, Tania Quezada, no fue posible concertar una entrevista, pues no es la primera vez que el dirigente sindical huye de los señalamientos que hace González.

Lucha por el poder
Para el reconocido sindicalista sandinista del transporte, Rafal Quinto, no existe una división de los sindicatos sandinistas, pero sí un conflicto por lograr hegemonía y poder.

“Cuando vos sos un sindicato mayoritario (eso) te da más poder de negociación, concertación, te da más influencia social, política, más estatus, todas esas cosas”, señaló.

Quinto consideró que es un error que los dirigentes sindicales “se anden sacando los trapos sucios al sol”, porque la hegemonía de sus sindicatos deberían lograrla al aumentar el número de afiliados y siendo beligerantes en la defensa de los derechos de éstos.

“Es culpa de Ortega”
Álvaro Leiva, Secretario General de Asuntos Laborales de la Federación Democrática de Trabajadores de Servicios Públicos, Fedetrasep, consideró que el conflicto entre los sindicatos sandinistas se debe a las violaciones de los derechos laborales de los trabajadores por parte del gobierno del presidente Daniel Ortega.

“Esto que está sucediendo no es más que el despertar de una organización sindical de filiación política, como es el caso de la CST, (sobre) la verdadera realidad que está enfrentando la clase trabajadora del sector del Estado y los obreros nicaragüense”, manifestó Leiva.

Porras da espalda a obreros
Al igual que la CST dirigida por González, La CST-JBE también ha denunciado que funcionarios públicos, como Ruth Herrera, Directora Ejecutiva de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, han violado los derechos de los trabajadores a organizarse en sindicatos.

También han denunciado al Consejo Supremo Electoral, CSE, donde despidieron a una federación completa de sindicalistas. Otro caso ocurrió con trabajadores del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS.

Zepeda explicó que los obreros del CSE y del INSS que fueron afectados, estaban afiliados a la Unión Nacional de Empleados, UNE, organización que a su vez está integrada al FNT, no fueron apoyados en su momento por Gustavo Porras, por lo que buscaron ayuda en la CST-JBE.

“Nosotros salimos en defensa de ellos porque estamos en contra de cualquier situación que vaya en detrimento de los derechos de los trabajadores”, expresó.

Leiva recordó que la Fedetrasep ya había denunciado el tráfico de influencias por parte del Gobierno para beneficiar exclusivamente a trabajadores afiliados al FNT, a pesar de que Porras no defiende los derechos de los trabajadores.

“El doctor Porras perdió el sentido de la dirección de lo que debe ser un verdadero dirigente sindical. Él lo que ha representado son los intereses del partido de gobierno y del presidente Ortega”, señaló.

Extraoficialmente se conoció que en el Instituto de Desarrollo Rural, IDR, y en el Ministerio Agropecuario Forestal, Magfor, ha habido una ola de despidos, algunos ya confirmados, por lo que Zepeda manifestó que desde el año pasado han corrido gente por motivos políticos.

Llegar a la Presidencia: sólo una ilusión
Quinto dijo que Porras tiene derecho a aspirar a la Presidencia de la República, pero no cree que el diputado orteguista tenga aspiraciones de ocupar la primera magistratura del país, porque éste no reúne los elementos sociales, políticos ni económicos necesarios para tal fin.

Leiva consideró que si Porras tiene aspiraciones presidenciales, saldría aplazado en unas elecciones, porque actualmente no cuenta con el apoyo de los trabajadores, y su gestión como diputado en la Asamblea Nacional deja mucho qué desear.

Los dirigentes sindicales coincidieron en que es una utopía lograr la unidad sindical a nivel nacional, para presentar una sola propuesta en beneficio de los obreros.