Luis Galeano
  •  |
  •  |
  • END

El presidente de facto de la Contraloría, Guillermo Argüello Poessy, explicó las razones por las cuales aprobaron una exclusión de procedimientos de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-León, para adquirir 100 literas con sus colchones por un monto de 700 mil córdobas.

El colegiado solicitó la información relacionada con la exclusión de procedimientos aprobada por unanimidad en la sesión 673 del 25 de febrero, y dijo que de acuerdo con las cotizaciones y con las características enviadas por el secretario General de la UNAN-León, Róger Sánchez Corrales, no había manera de negar la contratación directa.

“Lo que sucede es que esas literas tienen características propias, no son las comerciales que podés adquirir en cualquier parte, tienen especificaciones, y con base en ello fue que tomamos la decisión”, dijo el contralor.

Se trata de 100 literas de 187 centímetros, de largo, 152 de alto, 106 de ancho, con un espacio de 108 centímetros entre cada cama, elaboradas todas con tubos y refuerzos, “alacranes” y resortes, 200 colchonetas ortopédicas, de cuatro pulgadas de grosor y forradas.

Argüello indicó que el solicitante les presentó cuatro proformas con los precios ofrecidos por igual número de negocios dedicados a elaborarlas, los cuales oscilan entre 526 mil 150 córdobas y el millón 81 mil.

El sondeo realizado por EL NUEVO DIARIO determinó que el costo de una litera y su colchón en una casa comercial de muebles para el hogar de las más caras que hay en el país, es de cinco mil córdobas, y en el Mercado Oriental, los costos entre catres metálicos y de madera oscilan entre un mil y 2 mil 600 córdobas.