Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El gobierno podría recaudar más de lo programado si continúa la tendencia de los ingresos mostrada en los dos primeros meses del año.

Según el economista Adolfo Acevedo, en términos globales las recaudaciones entre enero y febrero muestran un crecimiento de 13.7 por ciento con respecto al mismo período del año pasado.

“Si la recaudación de ingresos tributarios termina el año creciendo un 13 por ciento con respecto a la observada en 2009, alcanzaría un monto de 24,891 millones de córdobas, y se colocaría 1,590 millones de córdobas por encima del monto de ingresos tributarios registrado en el Presupuesto para este año”, explicó Acevedo.

Esto se debería a que la recaudación tributaria en 2009 fue de 884 millones de córdobas por encima de lo presupuestado para ese año. De esta forma un crecimiento del 13 por ciento este año, sobre el monto recaudado efectivamente en 2009, reflejaría más de 1,500 millones de córdobas por encima de lo presupuestado para 2010, cuya meta de recaudación es de 23,300 millones.

Con la sobre recaudación se obtendrían este año 24,981 millones de córdobas.

¿Por qué tan poco para medicinas?
El economista cuestiona al gobierno, con números en mano: “¿Por qué teniendo una sobre recaudación en 2009, y la que se obtendrá en 2010, sólo programó un aumento del 3% a los maestros --que ya se lo comió la inflación-- y mantiene tan bajo el presupuesto para la compra de medicamentos del Minsa?”

Agregó que con sólo la sobre recaudación de 2009, de 884 millones de córdobas con respecto a lo programado, debido a la subvaluación de la proyección de los ingresos fiscales, se hubiese podido otorgar a los maestros un aumento de 1,141 córdobas al mes, incluyendo el treceavo mes y el aporte patronal al INSS”.

Es de destacar que la subvaluación de las recaudaciones ha sido una práctica común en el pasado. Durante la Administración de Enrique Bolaños, se denunció que el gobierno tenía sobre recaudaciones por encima de los 1,300 millones de córdobas reflejados hasta que ya habían sido reasignados.

Pago mínimo con mínimo impacto
Por otro lado, fue más el desgaste que sufrió el gobierno discutiendo la reforma a la Ley de Equidad Fiscal, que lo logrado hasta el momento con la entrada en vigencia a partir del primero de enero, según indicó el economista Acevedo.

Añadió que las metas de recaudación del gobierno han mostrado un comportamiento diferente al programado por el gobierno el año pasado, cuando impulsó la reforma tributaria, aprobada el 3 de diciembre del año pasado.

En ese entonces, el gobierno esperaba recaudar 951 millones de córdobas, lo que descansaría sobre el impuesto del pago mínimo. No obstante, el desempeño de las recaudaciones, según el economista, muestran una cosa diferente.

Según las cifras acumuladas a febrero de 2010, “nos trae algunas sorpresas. La recaudación de impuestos parece estarse comportando exactamente a la inversa de lo esperado, por la proyección presupuestaria gubernamental”, afirmó Acevedo.

Destacó que el Impuesto sobre la Renta, IR, que supuestamente sería el que más crecería, ha mostrado una tendencia diferente, según los datos del Ministerio de Hacienda, cortados al 28 de febrero.

“El Impuesto sobre la Renta, IR, en vez de experimentar un fuerte aumento en su recaudación, especialmente debido a la introducción del Impuesto de Pago Mínimo, que es un impuesto sui generis sobre las ventas, muestra una caída del -7.5 por ciento con respecto a la recaudación observada en el mismo período de 2009, pese a que las ventas se han estado recuperando de manera notoria”, indicó el economista.

Según datos del Ministerio de Hacienda, el año pasado entre enero y febrero se recaudó 1,171.6 millones de córdobas. Sin embargo, este año, en los dos primeros meses se logró una recaudación de 1,083.7 millones.

IVA con mayor dinamismo
No obstante, destacó que el Impuesto al Valor Agregado, IVA, muestra un mayor dinamismo, por encima de la proyección gubernamental, y hasta febrero creció en un 21.1 por ciento con respecto al mismo período del año pasado.

De la misma manera y rebasando las expectativas, el IVA a las importaciones --que el año pasado cayeron considerablemente por efecto de la crisis económica internacional-- este año experimenta un incremento del 15 por ciento.

La recaudación del Impuesto Selectivo de Consumo, ISC, cuyo crecimiento estaba previsto a crecer, pero modestamente, según el economista, ha subido el 59.3 por ciento en los dos primeros meses del año, con respecto al mismo período del año anterior.

Acevedo destacó un fuerte repunte en los impuestos a las ventas, pero una baja en el desempeño del IR.

“Las autoridades deberían explicar por qué la notoria recuperación de las ventas se refleja en el fuerte crecimiento de la recaudación del IVA y el ISC, pero en una caída del IR, pese a la introducción del Impuesto de Pago Mínimo, que es un seudoimpuesto sobre las ventas”.

Una posible explicación a esto podría estar dada porque el mismo Impuesto Pago Mínimo se estaría aplicando a las personas que ya pagan retenciones, las cuales son acreditables al IR, según el experto en temas fiscales y tributarios, René Vallecillo.

“Básicamente, el uno por ciento del pago mínimo es el mismo anticipo del que no eran acreditables las retenciones. Quiere decir que las personas o los contribuyentes que pagan retenciones y que se las acreditaban, no son tan significativos como los que venden al público en general. Quiere decir que los grandes contribuyentes no pagan retenciones”, expresó.

No obstante, Vallecillo señaló que el mayor impacto de este impuesto podría verse cuando las empresas tengan que hacer la declaración anual del IR, entre agosto y septiembre.