•  |
  •  |
  • END

Técnicos del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) confirmaron ayer que varias gasolineras y algunos centros de compra de gas licuado, han venido vendiendo a sus clientes menos producto del que realmente ofrecen, tal como lo han denunciado pobladores de diferentes lugares a esa institución reguladora y a organismos de consumidores.

En un recorrido realizado ayer por técnicos del INE, en compañía de miembros del Instituto Nacional de Defensa del Consumidor (Indec), determinaron que al menos nueve surtidores de combustibles de tres gasolineras inspeccionadas presentaron problemas, por lo que el ente regulador tuvo que cerrarlos, al menos hasta que los dueños de dichas estaciones de servicio se presenten al INE para recalibrar las mismas en menos de 24 horas.

David Lara, funcionario del INE, detalló que el equipo que encabezó visitó tres estaciones de servicio: la Texaco Momotombo, frente a Enabás, donde uno de los ocho surtidores estaba entregando un poco más del rango permitido, que son 80 mililitros por cada litro servido.

La segunda gasolinera visitada fue la Esso Margarita, en el costado oeste de Plaza Inter, y en donde cerraron seis surtidores de 24 que tienen en ese lugar. De los seis surtidores, dos estaban fuera del rango al entregar poco más de lo establecido, y las otras cuatro estaban operando con deficiencias técnico-mecánicas. La tercera gasolinera es la Esso Linda Vista, en donde los técnicos del INE cerraron dos surtidores que presentaron problemas mecánicos.

Lara recordó que si hay reincidencia en estos surtidores, el INE aplicará una multa del total de las ventas del producto que se despacha en esa manguera del mes anterior, y el dueño de la estación de servicio tiene 24 horas para cancelar la multa al ente regulador.

“En un hipotético caso que se multara hoy (a una gasolinera) se les multa con el equivalente a las ventas de diciembre, del primero al 31 de diciembre, del producto que está sirviendo la manguera… si hay cinco mangueras que están sirviendo gasolina regular, es por las ventas de esas cinco mangueras”, ejemplificó Lara.

Gas licuado
En tanto, de 42 cilindros de 25 libras, de las marcas Zetagás y Tropigás inspeccionados por los técnicos del INE, en cuatro ventas de la capital, más del 80% no dio el peso exacto, e incluso hubo algunos que presentaron hasta cinco libras menos, según indicó Marvin Pomares, director del Indec, quien acompañó a Lara en las inspecciones.

“Dentro de las últimas inspecciones no habíamos tenido resultados tan insatisfactorios, porque de los 42 cilindros que hemos pesado hasta al momento (ayer por la tarde) apenas nos han salido unos 7 cilindros que están dentro del rango… me asusta este resultado, sinceramente me preocupa que un alto porcentaje ha salido fuera del rango del peso permitido”, dijo Lara.

Los centros de ventas de gas licuado que inspeccionó el INE fueron: la Agencia Evenor, en Batahola Norte; Agencia Los Ángeles, en el barrio del mismo nombre; Pulpería Fabiola, ubicada del colegio Cristo Rey tres cuadras abajo, una y media al lago; y la distribuidora El Tope, en la colonia Centroamérica.

El funcionario aseguró que procederán a realizar las inspeccionen a las básculas de las empresas envasadoras. Sin embargo, tanto Lara como miembros del INE dejaron entrever que una de las posibles causas de que los consumidores de gas reciban menos producto, podría deberse a que el sello de seguridad, principalmente el que instala Tropigás, es fácil de remover, por lo que está sujeto a cualquier manipulación.

Vale recordar que el INE impuso una multa a las empresas Tropigás y Zetagás de 53 mil y 12 mil córdobas, respectivamente, luego de que el técnico del ente regulador determinara, a través de una inspección, que varios cilindros de 25 libras estaban fuera de peso. Estas multas ya fueron canceladas, según indicó Lara.

Y es que según estadísticas del INE, de un total de 28 puestos de gas licuado inspeccionados entre el 21 y el 25 de este mes en todo el país, al menos 15 recibieron amonestaciones, de las cuales dos pertenecen a León, cuatro a Masaya, cuatro Rivas y cinco a Managua.