•   Corinto  |
  •  |
  •  |
  • END

Trabajadores del Centro de Salud de este puerto continúan en paro hasta conseguir el reintegro del médico Edwin Antonio Osejo Maradiaga, Rosario Balmaceda, encargada de laboratorio, y Martha Ivania Galo Santamaría, encargada de la red comunitaria.

Los tres fueron despedidos por órdenes de Luis Lindo, Director del Sistema Local de Atención Integral en Salud, Silais-Chinandega, y del líder de Fetsalud Fernando Loáisiga.

Osejo Maradiaga expresó que han recibido el apoyo de miembros de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) y de trabajadores del centro asistencial, que desde el viernes último, mantienen el paro y no permitirán la entrada de Pedro Ríos, ex encargado de Recursos Humanos, y de Anielka Taleno, administradora del centro asistencial.

Dijo que los despidos son ilegales porque no han cometido ninguna anomalía, y todo se trata de represalias por parte de Lindo y de Loáisiga, debido a que formaron otro sindicato de filiación sandinista, “porque aquí no quieren la mano pachona de Loáisiga, que busca protegerse de las anomalías“.

Director del Silais mantiene orden de despido
Luis Lindo, Director del Silais-Chinandega, expresó que mantiene la orden de despido porque es una decisión administrativa adoptada por la institución, sin la intromisión de Fetsalud y del FSLN.

Dijo que en el caso de Rosario Balmaceda, incurrió en fallas graves relacionadas con su trabajo, al igual que Galo Santamaría, quien gozaba de un cargo de confianza, y de Osejo Maradiaga, quien tiene una sanción por muerte materna, recomendaba a pacientes comprar preferiblemente en su farmacia, y se pagaba turnos teniendo subsidio.

“Si ellos quieren permanecer ahí en el Centro de Salud de Corinto no hay problema, si hay una orientación del nivel central de cambiar la decisión lo haré. No hay paro, hubo durante un rato la toma ilegal de la institución el viernes”, expresó.

Admitió que su hermano, Uriel, es celador del Centro de Salud de Somotillo, “porque tiene derecho”, y la plaza de otro celador llamado Germán, del mismo centro asistencial, ahí está aunque el alambrado de esa institución en ese municipio fronterizo apareció en la casa de Germán, por lo que el Ministerio de Salud interpuso denuncia ante la Policía.

Funcionarios de Corinto niegan señalamientos
Rosario Balmaceda rechazó los señalamientos de Lindo, y está dispuesta a que se haga una auditoría en el Centro de Salud “José Schendel”, para demostrar su inocencia.

Por su parte, el médico Edwin Antonio Osejo Maradiaga afirmó que no tiene que ver con la muerte materna porque ni siquiera vio a la paciente, debido a que aparecía en el rol de turno, pero no estaba en el centro asistencial, porque fue sustituido por otro médico.

En cuanto a la farmacia, dijo que la propietaria es su esposa, y la prefieren porque vende más baratas las medicinas.