•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El cuestionado presidente del Consejo Supremo Electoral de Nicaragua, Roberto Rivas, advirtió hoy que si la oposición bloquea su reelección en el Parlamento, seguirá ejerciendo su cargo amparado en un "decreto" que "sabiamente" dictó el presidente Daniel Ortega en enero.

"Siento que he hecho un buen trabajo. ¿Por qué voy a descartar ser reelecto si tengo igual derecho que cualquier otro ciudadano?, pero si no hay un acuerdo en la Asamblea Nacional, el presidente "muy sabiamente" ya "emitió el decreto" para que siga en funciones, afirmó Rivas en el programa "Primer Plano" de Canal 100% Noticias.

Ortega pidió en febrero al Congreso reelegir en sus cargos a ocho de los 10 magistrados del Consejo Electoral, incluido Rivas, cuya credibilidad la oposición puso en duda tras las denuncias de fraude en los comicios municipales de 2008, que ganó oficialmente el gobernante Frente Sandinista (izquierda).

"Fui propuesto por el presidente de la República" y "me siento muy honrado", declaró Rivas, quien carece del voto de la oposición para ser reelegido.

Ortega se anticipó al posible rechazo en enero con un polémico decreto en el cual establece que Rivas y otros altos funcionarios que terminan su mandato este semestre podrán seguir en sus cargos, usurpando funciones del Congreso.

Rivas negó, además, que se haya hecho "millonario" como presidente del Consejo Electoral, y que tenga propiedades o negocios en Costa Rica, donde reside su familia.