•   LEÓN  |
  •  |
  •  |
  • END

El carné de militante del Frente Sandinista fue uno de los principales requisitos impuestos por el Comité Electoral de Recinto de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-León, a los candidatos que aspiraban a cargos en las elecciones facultativas de Ciencias Económicas.

En medio de un sinnúmero de irregularidades denunciadas por la estudiante Monique Ninette Blanco Sarria, candidata a presidente por la fórmula “Casio”, el proceso electoral culminó ayer con un alto porcentaje de abstencionismo, y la impugnación anticipada de los resultados.

Los integrantes de la formula “Casio” señalaron en conferencia de prensa que la inhibición de la estudiante Blanco Sarria, no fue porque supuestamente poseía doble nacionalidad (nicaragüense y norteamericana), sino porque no representaba los intereses del movimiento estudiantil, denominado Centro Universitario de la Universidad Nacional, CUUN, adscrito a la UNAN-León, y los intereses del partido en el gobierno.

“Para poderme inscribir y participar en las elecciones facultativas, el Comité Electoral de Recinto nos orientó que teníamos que presentar como parte de los requisitos el 20 por ciento de las firmas del estudiantado y el carné de militante del Frente Sandinista”, aseguró la estudiante Monique Blanco, quien además hizo efectiva la denuncia de violación a sus derechos ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh.

“Al momento de la inscripción, me pidieron que presentara el carné de militante del Frente Sandinista, supuestamente era para evitar retrasos por la falta de requisitos”, detalló Blanco, tras mencionar que este tipo de requisitos no debería existir en una universidad democrática.

Los jóvenes universitarios que conforman la formula Casio reiteraron que han sido objeto de acoso por dirigentes del CUUN desde el día de la inscripción, y de supuestos vagos que les acompañan. Aún están a espera de los resultados de impugnación ante la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua, UNEN.

El representante del equipo jurídico del Cenidh en Managua, Norlan Gómez, calificó el caso de Monique Blanco como un atropello a los derechos humanos.

Además, relató que la denuncia de Blanco será elevada a nivel internacional. “Le vamos a dar acompañamiento en las gestiones que ellos tengan a bien; vamos a elaborar un pronunciamiento dirigido a las autoridades universitarias y particularmente a la comunidad estudiantil”, refirió Gómez durante la conferencia de prensa en el municipio de León.