•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |

Roberto Rivas Reyes expresó ayer en el canal televisivo de “100 por Ciento Noticias”, que cualquier cosa que le sucediera, era responsabilidad de los medios escritos, entre los que naturalmente mencionó a EL NUEVO DIARIO.

Esto no tuviera gran importancia, sino fuera por lo que en el mismo escenario comentó el Comisionado Francisco Díaz. Interrogado por la periodista Lucía Pineda sobre el enorme despliegue de seguridad policial que se le brinda a Rivas Reyes, respondió que era en cumplimiento de la ley.

Ahondando la periodista sobre los parámetros que la Policía tenía para graduar la dimensión del aparato de protección que se asignaba a los funcionarios, se produjo el siguiente diálogo:

-    “¿Por qué tantos policías a Rivas? ¿Qué determina el tamaño de la custodia?”

El Comisionado respondió:

-    “Que no leés los periódicos, andá leelos”

Es decir, el Comisionado Díaz suscribió el criterio de Rivas que los medios escritos alientan agresiones contra su persona.

Mala percepción del jerarca policial, por que en muchísimos años en la agitada vida política de Nicaragua, nunca han atentado contra la integridad física de ningún presidente de poder del Estado o ministro por  lo que dan a conocer los medios, más bien, son muchos los periodistas asesinados por ejercer la crítica sin dobleces contra los que detentan el poder.

El Comisionado Díaz no sólo muestra mal olfato para colocar las cosas en su lugar en las líneas de investigación de los delitos, sino que además, y esto es gravísimo,  adelanta un prejuicio que lesiona la libertad de información y ubica como criminales a los periodistas.

Hoy, la jefa de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, Comisionada Vilma Reyes, prefirió guardar silencio sobre las declaraciones que brindó Francisco Díaz. "Yo no tengo ninguna consideración, no acostumbramos hacer comentarios en relación a las declaraciones que dan nuestros superiores" señaló Reyes, quien evadió tajantemente las preguntas de EL NUEVO DIARIO.