José Luis González
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Robert Callahan, aclaró hoy que no se reunirá con el alcalde de León, Manuel Calderón, ni con ninguno de los ediles que resultaron electos durante el supuesto fraude de las elecciones municipales de noviembre de 2008.

"Como he dicho en ocasiones anteriores, nosotros no podemos colaborar o lidiar con estas alcaldías, que para nosotros y muchos otros son el resultado de un fraude electoral. En el caso de León, yo, personalmente no puedo reunirme con él (Manuel Calderón) por razones muy bien conocidas, no sólo en cuanto a las elecciones del 2008, sino por las denuncias que han hecho muchas personas en los últimos dos años. Para mí sería muy difícil reunirme con él".

El funcionario desestimó este encuentro -aunque sólo ha sido una especulación- después de que el titular del Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, impusiera la presencia del alcalde leonés en la inauguración de la carretera León-Poneloya-Las Peñitas, que estaba programada ayer pero fue suspendida.

Callahan asegura que la Junta Directiva de la Cuenta Reto del Milenio, CRM, será la que decida quiénes son las personalidades que encabezarán este acto pospuesto para después de Semana Santa.

El embajador brindó estas declaraciones durante la entrega de equipos a representantes de quince plantas procesadoras de lácteos en el Occidente del país por parte de la CRM.