Heberto Jarquín
  •   BLUEFIELDS, RAAS  |
  •  |
  •  |

Luis Manuel Hurtado Bonilla, quien asesinó la semana pasada a machetazos a sus dos hijos y lesionó gravemente a su compañera de vida Daysi Alaniz en la comarca de Siawás, Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS), se declaró arrepentido de haber cometido el delito, y confesó que padece trastornos mentales.

Hurtado Bonilla compareció esta mañana ante el juez de audiencias de Bluefields, Martín Henríquez, que admitió la acusación de parricidio y parricidio en grado de tentativa, y decretó la medida cautelar de prisión preventiva. Asimismo, Henríquez programó la audiencia preliminar para el miércoles 7 de abril.

Ante la petición del defensor público Juan de Dios Guevara, Henríquez remitió a Hurtado Bonilla a un centro asistencial para que le realicen un examen siquiátrico.

"Poseído"

En su defensa, Hurtado argumentó que no era él, sino el diablo quien descuartizó a sus hijos e hirió gravemente a su esposa. “Discutíamos pero nunca agredí a Daysi, no recuerdo lo que hice, estoy arrepentido, mi otra hija de 10 años me tiene miedo, sólo vivo pensando en mis niños, estoy atormentado”, confesó el señalado. Sin embargo, en su lecho donde convalece, Daysi declaró que Luis Manuel la vivía maltratando y amenazando con matarla.

Clamor
La dirigente Aleyda Gómez exigió la pena máxima para Hurtado por haberse ensañado con sus familiares. “Este crimen no puede quedar impune, él ahora se quiere hacer el loco porque no tiene otra forma de defenderse. Su confesión de haber cometido el crimen y estar arrepentido, no lo exime del daño que provocó a su propia familia”, apostilló Gómez.