José Luis González
  •   LEÓN  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Dirigentes del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, en León, comparecieron a primeras horas de esta mañana a las radioemisoras locales para repudiar las declaraciones vertidas por el embajador de Estados Unidos, Robert Callahan.

Callahan sostuvo ayer que no se reunirá con el alcalde de este municipio, Manuel Calderón, y con ninguno de los ediles electos como resultado del supuesto fraude electoral de las elecciones municipales de noviembre de 2008.

Francisco Vanegas, vicesecretario departamental del FLSN, señaló de "injerencista" a Callahan y solicitó "que no venga a despotricar contra ningún funcionario público". A su vez, calificó de lamentable el que Callahan considere fraudulentas las elecciones de noviembre de 2008, "porque en otros periodos cuando el partido gobernante no resultó vencedor no se decía nada".

Por otro lado, Vanegas defendió tajantemente la participación de Calderón en el acto de inauguración de la carretera León-Poneloya-Las Peñitas (20 kilómetros), mismo que fue postergado por la Cuenta Reto del Milenio, CRM, tras el inconveniente surgido porque el Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, quiso imponer la asistencia del edil al acto oficial. "Calderón es el alcalde electo por los leonoses, tiene poder de decisión, tanto como la tienen los otros ediles de Occidente que forman parte de la Junta Directiva de la CRM", aseveró Vanegas.

De su lado, Manuel Alvarado, responsable de la organización política del FSLN, sostuvo que era triste que Callahan interfiriera en las decisiones, donde "el pueblo es meramente sandinista".

Mientras la dirigencia del FSLN reacciona a las declaraciones de Callahan, Calderón se encuentra de gira por Costa Rica y regresa el sábado.

Está previsto que esta tarde un grupo de orteguistas realice una protesta para repudiar la presencia de Callahan en León. Dicha manifestación iniciará en el Parque de los Poetas y finalizará en las oficinas de la CRM de este municipio.