•   LEÓN  |
  •  |
  •  |

El Concejo Municipal de León y miembros de la estructura departamental del Frente Sandinista realizaron esta mañana una sesión extraordinaria frente a las instalaciones de la institución para declarar "non grato" al embajador de Estados Unidos, Robert Callahan.

Juana Roque Núñez, vicealcaldesa del municipio y los cuatro concejales sandinistas de esta alcaldía emitieron esta declaración "considerando las reiteradas expresiones públicas, ofensivas y francamente intervencionistas de Robert Callahan en los asuntos internos" del país.

En el comunicado emitido por la municipalidad, ésta insta al funcionario estadounidense a "someter su actuación pública a las normas del derecho internacional (...), recordando que con independencia de su presedencia, la cooperación de los Estados Unidos con Nicaragua es, en realidad, un pequeño abono a la inmensa indemnización que el gobierno de ese país adeuda al nuestro (...)". 

Al acto, que inició a las diez de la mañana, acudieron unas 200 personas entre las que se encontraban transportistas del sector selectivo y simpatizantes del partido gobernante, que desde tempranas horas se acercaron a los alrededores de la municipalidad portando banderas rojinegras y camisetas alusivas al FSLN. Los participantes celebraron la decisón de las autoridades edilicias con vivas y aplausos.

La dirigencia del FSLN rechaza el "injerencismo" de Callahan en León después que éste sostuviera que no se reunirá con el alcalde de este municipio, Manuel Calderón, y con ninguno de los ediles electos en el país como resultado del fraude electoral y que no comparte la idea de inaugurar la carretera León-Poneloya-Las Peñitas en presencia del cuestionado edil.

Finalmente, la municipalidad recordó al embajador que "la cooperación norteamericana, a cargo de la Cuenta Reto del Milenio, CRM, proviene directamente del pueblo de Estados Unidos, al cual los ciudadanos de León agradecemos de manera fraternal".