Amparo Aguilera
  •  |
  •  |
  • END

La iniciativa de Ley de Reforma al Código Penal para modificar el artículo 143, con el fin de restablecer la figura del aborto terapéutico en el país, está incomodando a algunos sectores religiosos, al punto que la Alianza Evangélica Nicaragüense no descarta en las próximas semanas una marcha, junto a la Iglesia Católica, en rechazo a ese proyecto de Ley.

“No hay que quedarse de brazos cruzados, hay que movilizarse si es necesario, porque primero nos vienen con la reforma al aborto, para probar su fuerza, y después nos saldrán con la aprobación del matrimonio gay, eso está de fondo también, y no podemos permitirlo”, argumentó a EL NUEVO DIARIO el reverendo Mauricio Fonseca Pereira, Presidente de la Alianza.

El reverendo, inclusive, adelantó que está en mente plantones en los principales puntos de la capital.

La Alianza Evangélica Nicaragüense recalcó en un pronunciamiento que la iniciativa “no es más que la intención de legalizar la muerte de miles y miles de inocentes criaturas que no tienen culpa de la irresponsabilidad de los adultos, y que encubriría un desencadenado practicar de la muerte sobre nuestra nación ya sufrida”.

Además, advirtió que “conociendo que el 95 por ciento de la población del país somos cristianos, católicos y evangélicos, quieren aplicar leyes que atentan contra los principios y valores bíblicos”.

“La Biblia expresa que la vida solamente la puede dar y quitar el creador del cielo y la Tierra: nuestro Dios. El mismo Dios al que hace referencia nuestra Constitución Política”.

Por tanto demandó “que se detenga todo intento de aprobar o reformar leyes que atentan contra la vida y la reproducción natural establecidos por Dios” y pidió a los diputados y magistrados de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, “que tengan el máximo cuidado de no promover o reformar Leyes que obstruyan el desarrollo moral, ético y el derecho a la vida”.