•  |
  •  |
  • END

Los maestros de las escuelas subvencionadas podrían recibir sus sueldos a través de cheques fiscales y ser incorporados a la planilla del Ministerio de Educación, anunció el titular de esta cartera Miguel De Castilla. El representante de la Conferencia Episcopal, monseñor Leopoldo Brenes, afirmó que ésta es una opción que ellos todavía están analizando.

En una reunión que sostuvo De Castilla con monseñor Brenes, se acordó conformar una comisión bipartita y analizar el tema salarial, luego que la Conferencia Episcopal demandara una nivelación para el personal docente y administrativo. El ministro de Educación afirmó que esta institución sólo se hará cargo de los mil 363 maestros que trabajan en las escuelas subvencionadas.

“El problema es que antes entregábamos el dinero a los directores y algunos no pagaban su sueldo completo al maestro, esto generaba inconformidades en el magisterio”, dijo el funcionario.

Además, indicó que al pagar el Mined a estos profesores, esta institución tendrá mejores mecanismos de control sobre el dinero. De Castilla comentó que si la comisión bipartita determina pagar a los maestros con cheques fiscales, éstos podrían recibir su nivelación salarial en marzo.

“Vivimos una
situación dramática”

Horas más tarde, monseñor Leopoldo Brenes, y sus homólogos Bosco Vivas, Abelardo Mata y René Sándigo, se reunieron con la Comisión Económica del Parlamento, donde presentaron informes sobre el dinero que reciben del Estado para las escuelas subvencionadas, y lo insuficiente que resulta para este subsistema educativo.

Según datos de la Conferencia Episcopal, ellos reciben 38 millones 866 mil 563 córdobas de parte del Mined, pero su planilla real corresponde a 116 millones 42 mil 143 córdobas, para atender a más de 65 mil estudiantes. “Ellos nos subsidian el 33.58%, y la Conferencia pone el 66.4%, casi 92 millones de córdobas”, dijo monseñor Brenes.

Agregó que la mayoría de las escuelas que ellos atienden están en las zonas rurales y en la Costa Caribe, donde algunos maestros reciben un sueldo de 500 córdobas al mes y no han recibido aumento salarial en los últimos tres años. “Estamos viviendo una situación dramática en la educación católica de Nicaragua”, señaló el alto prelado.

Comisión fue receptiva
El presidente de la Comisión Económica, Francisco Aguirre, señaló que las bancadas fueron muy receptivas, y algunos manifestaron la decisión de apoyar la solicitud de incremento al techo de la Conferencia Episcopal.

Aguirre dijo que el problema radica en que no es monto pequeño, ya que se está hablando de 116 millones de córdobas. “Con esto y las últimas peticiones que hemos recibido en toda la semana de los otros grupos que son dignos de apoyo, el Presupuesto supera los tres mil 500 millones de córdobas, y no estamos como los israelitas caminando en el Sinaí esperando que nos caiga el maná del cielo”, declaró el diputado.

Monseñor Brenes demandó que los docentes de las escuelas católicas sean nivelados salarialmente con los maestros del Estado. “No podemos permitir que estos maestros sigan trabajando por devoción y más bien merecen un aplauso. Hemos encontrado en el señor ministro de Educación una voluntad para analizar esta problemática”, dijo.

La Conferencia Episcopal tiene 595 Escuelas Católicas en Managua, Chontales, Boaco, Granada, Rivas, León, Estelí, Matagalpa, y en el Vicariato de Bluefields, con una matrícula de 65 mil 187 estudiantes, atendidos por 2 mil 188 docentes, de los cuales la subvención del Mined cubre a un mil 363 maestros, es decir al 62.3%.