•  |
  •  |
  • END

Humillado y abusado se siente Pedro José Narváez Hurtado, a quien la Policía Nacional detuvo ayer creyendo que era el “hacker” alias “Pedrón”, que afectó varios servidores y páginas web de Cablenet y Claro, el mes pasado.

La sorpresa fue cuando en tres camionetonas blancas y en una patrulla llegaron agentes de la Policía a su centro de trabajo con una orden de captura.

“Me quedé en ‘shock' cuando escuché lo que decía el papel, porque no sabía nada. Le dije tranquilo que iba a colaborar porque no tenía nada que ver con eso”, relató el joven de 24 años de edad.

El jefe del muchacho no permitió que lo sacaran esposado, pues sólo se trataba de una investigación; fue hasta que lo montaron a una de las camionetas que lo enchacharon, relató el ofendido.

“Eso fue humillante. Los de Cablenet me hacían fotos y videos y la Policía lo permitía, como si yo fuera un delincuente, un narcotraficante”, afirmó Narváez, quien trabaja en recepción de mercadería de la Librería Gonper ubicada en el Centro Comercial Managua.

Traslado a Granada y Policía ya había arrasado
El joven fue trasladado a Granada, ciudad donde vive. Cuando llegó a la casa de su papá, los agentes policiales ya habían allanado la vivienda y se habían llevado una computadora laptop, propiedad de su progenitor, y unos discos de juego de su hermano menor.

Luego se trasladaron a la casa de su mamá, donde también allanaron intempestivamente, su abuelita de casi 90 años se desmayó de la impresión y se golpeó la cabeza en el lavandero.

“Con qué necesidad ahora mi abuelita anda inflamada la cara y morado el ojo. El daño que le hicieron a mi nombre y a mi familia no tiene precio”, recalcó el perjudicado.

Después se trasladaron a la casa donde modestamente vive con su esposa e hicieron lo mismo, aunque no ocuparon nada, pues ni computadora tiene. Luego fue trasladado a la Dirección de Auxilio Judicial en Managua, donde lo obligaron a entrar a su correo personal y lo entrevistaron sobre su trabajo y qué hacía en sus horas libres.

Eso que fue “el 50%”
“Revisaron mi correo, me preguntaron por nombres, pero no encontraron nada de lo que buscaban. Yo les dije: oficiales no será que esa persona a la que buscan está utilizando mi identidad y mi correo. Y me respondieron: presumimos en un 50 por ciento que puede ser así”, expresó Narváez.

Otras fuentes revelaron a END que “Pedrón” ha utilizado la identidad de Pedro José Narváez Hurtado y debe estar en carcajadas.

La Policía se quedó con la computadora de su papá y le dijo al joven que lo seguirían investigando y que asistiera a los llamados que posiblemente le harían.

Narváez también aclaró que él solamente portaba su cédula de identidad y de nadie más. Además, aseguró que está estudiando la posibilidad de denunciar ante organismos de Derechos Humanos la humillación que le hicieron pasar y los daños materiales y morales que le causaron.