•  |
  •  |
  • END

El llamado Movimiento Pro Defensa y Desarrollo del Parque de Ciudad Jardín, y la delegación de pobladores de esta zona, vinieron hasta las instalaciones de El Nuevo Diario, a denunciar al señor Alfredo Osorio Peters, a quien acusan de adueñarse de esa área verde.

Los denunciantes piden una resolución administrativa de la Alcaldía de Managua, en la cual declare que no proceden las pretensiones de toma de tierras por parte de Osorio Peters.   

Osorio Peters, junto a otros asociados, efectivamente construyó esa urbanización en los años 70, que se llamaba El Porvenir, pero de acuerdo a la Ley de Ahorro y Préstamo, los dueños de la organización tenían que donar parte de esa área.

“Esas propiedades son mías; yo las compré, por lo tanto, no son de nadie más…además, la donación fue revocada, porque la alcaldía está vendiendo el lugar”, dijo Peters.

Pero una donación no puede ser revocada, mucho menos cuando es obligatorio que la urbanizadora ofrezca espacios de acceso publico a todo aquel que compre casas en el lugar.

“No nos dejamos meter ese gol”
Los pobladores de Ciudad Jardín y barrios aledaños, dijeron que no están dispuestos a dejar que esta propiedad les sea arrebatada.

“Este parque ha sido durante mucho tiempo patrimonio de la comunidad”, expresó uno de los habitantes de Ciudad Jardín

Conforme a esa ley, los habitantes de esa urbanización son quienes disponen qué hacer en la zona. La alcaldía solo administra las áreas, pero las personas son quienes tienen la última palabra en cuanto a lo que deseen hacer en pro del desarrollo de la urbanización.

La ley de urbanizaciones dice en su artículo 5 que “el interesado deberá ejecutar en el terreno respectivo las obras mínimas de mejoramiento que se relacionen a continuación, de acuerdo con las diferentes áreas de lotes de la subdivisión, así:

Lotes de siete mil metros cuadrados o más, camino de acceso. Los tres mil metros cuadrados o más, camino de acceso, transferible en todo tiempo.

Lotes de un mil metros cuadrados o más, camino macadamizado de acceso, transitable en todo tiempo; servicio de agua potable, alcantarillado sanitario, calles macadamizadas transitables en todo tiempo, con aceras a un lado de las mismas y drenaje pluvial a satisfacción de la Oficina Nacional de Urbanismo.

¿Se menospreciarán las reglas?
Mientras tanto, el artículo siete de urbanización  aclara que será obligación del dueño donar gratuitamente al Distrito Nacional las áreas que serán ocupadas por las futuras calles y avenidas de la subdivisión. Así como también una porción adicional de terreno equivalente al diez por ciento del área total objeto de la urbanización.

Dicha porción será usada para escuelas, bibliotecas, estaciones de bomberos, lotes públicos de estacionamiento, área de recreo, parques y puestos o secciones de Policía. Por tanto, conforme a la ley, quedará a disposición de lo que decidan los pobladores.