Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Funcionarios del Acnur viajaron a Nicaragua desde México esta semana para apoyar al gobierno y a la agencia socia del Acnur en Nicaragua, Consejo de Iglesias Evangélicas Proalianza Denominacional (Cepad), y para entrevistar a 49 personas, incluyendo tres menores no acompañados, quienes solicitaron asilo después de haber llegado al país recientemente.

Muchos de los solicitantes de asilo, provenientes de Angola, Cuba, Eritrea, Etiopía, Pakistán, Somalia y Sudáfrica, llegaron a Nicaragua por mar. Los funcionarios del Acnur comentaron que era inusual que un grupo tan grande de solicitantes de asilo llegara a Nicaragua casi al mismo tiempo.

Se cree que muchos de los solicitantes viajaron como polizones en barcos que atravesaron el océano desde África, y que aparentemente fueron obligados a saltar de las embarcaciones al acercarse a la costa de Centroamérica.

Los reportes iniciales indican que algunos polizones murieron durante el trayecto en el mar. Algunos de los solicitantes se encuentran enfermos y alegan haber sido víctimas de tortura.

Detenidos en Migración
Los funcionarios del Acnur viajaron a Nicaragua este lunes y han entrevistado a los solicitantes de asilo, quienes se encuentran detenidos en el centro de detención migratorio en Managua. Se están llevando a cabo las gestiones necesarias de parte de nuestra agencia socia en Nicaragua, Cepad, para permitir que los solicitantes salgan del centro mientras sus solicitudes son estudiadas.

El grupo de 49 incluye tres menores no acompañados. Se espera que ellos sean trasladados en esta semana a un albergue administrado por una organización no gubernamental local.

La llegada de los solicitantes de asilo coincide con que Nicaragua está muy cerca de finalizar una legislación nacional sobre refugiados. “Nicaragua cuenta con una larga tradición de brindar protección internacional a los solicitantes de asilo, y ha trabajado muy cercanamente con el Acnur durante varios años”, comentó Kevin Allen, Oficial Regional de Protección de la Agencia de la ONU para los Refugiados.

“El Acnur se complace en brindar apoyo técnico al gobierno de Nicaragua durante el análisis de estas 49 solicitudes de asilo, y esperamos seguir trabajando con los legisladores que buscan la aprobación de una ley sobre refugiados que eventualmente fortalecerá el sistema de asilo en Nicaragua”, agregó Allen.

Nicaragua es uno de los muchos países que forman parte de una gran ruta de migración desde Sudamérica hacia los Estados Unidos y Canadá. El Acnur ha notado que un mayor número de refugiados y solicitantes de asilo forman parte de los flujos migratorios mixtos.