Ernesto García
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes pidió esta mañana a los nicaragüenses que eviten la polarización del país y abogó para que en Nicaragua prevalezca la justicia, la libertad y la concordia. Monseñor Brenes realizó este llamado durante el Vía Crucis penitencial, tradicional de este Viernes Santo al que asistieron miles de católicos.

A lo largo de las catorce estaciones que conmemoran la Vía Sacra, la Iglesia Católica fustigó la injusticia, al señalar que ésta "crea el desempleo y la pobreza en la que está sumergida la población".

De igual manera, las autoridades eclesiásticas rechazaron "a los que chantajean e infunden miedo para someter al pueblo".

Durante la procesión, monseñor Brenes, Henryk Józef Nowacki, nuncio apostólico en Nicaragua y el obispo auxiliar, Silvio Báez, fueron escoltados por un inusual cordón policial. El Vía Crucis inició en el Colegio Teresiano y finalizó en la Catedral de Managua.