•   RIVAS  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Todos tenían la vida por delante, pero sus sueños se truncaron de madrugada. Doce jóvenes de entre 17 y 25 años murieron y otros dos resultaron heridos en un accidente de tránsito a la altura del kilómetro 118.5 de la carretera Panamericana Sur. El incidente se produjo al impactar de frente una camioneta procedente del popular balneario de San Juan del Sur hacia Rivas con un taxi y luego con un autobús amarillo que se trasladaba de Sébaco hacia el sur del país.

De acuerdo a la policía de Rivas, todos los fallecidos viajaban en la parte trasera de la camioneta Isuzu blanca, Placa M-111553 que conducía aparentemente a exceso de velocidad y bajo los efectos del alcohol Jean Carlos Páez, de 24 años, quien se encuentra con pronóstico reservado en el hospital Lenín Fonseca de Managua, mientras que su acompañante Aldo Mora Narváez de 21, fue internado en el hospital de Rivas.

Entre los fallecidos están los hermanos Raúl, Carlos Alberto, y José Muñoz Grillo, de 16, 18 y 20 años, y originarios de la ciudad de Rivas. A ellos se suman los también rivenses Ligia Guido Barrios de 21 años, José Lacayo Moraga de 24, Erwin Iván Mora de 19, Francis Alguera Tenorio de 27, Augusto Quintanilla de 24, Junielka Bolaños Villareal de 24, Daniel  Molina Castillo de 18, Néstor Bonilla de 18, y Belkis Yaoska Rodríguez de 16 años.

La camioneta partió a las cuatro de la mañana únicamente con seis pasajeros, los hermanos Muñoz Grillo, Erwin Iván Mora, Jean Carlos Páez y Aldo Mora Narváez, pero al pasar frente a la gasolinera Texaco de San Juan del Sur, les dieron raid al resto de ocupantes que venían del concierto de “Los Rabanes”. El propietario de la camioneta, Heberto Mora, señaló que su sobrino Aldo Mora Narváez, se llevó sin autorización la camioneta la tarde del viernes y que después nunca contestó el teléfono.

Desatienden llamado a no conducir ebrios
El joven Exequiel Munguía Bravo, quien viajaba en la parte delantera del autobús placa MT-12794, detalló que todos los pasajeros de dicha unidad resultaron ilesos igual que los del taxi placa GR 192. Agregó que la mayoría de los ocupantes de la camioneta venía en total estado de ebriedad.

La Jefa de la Policía Nacional de Rivas, Comisionada Dora Isabel Galeano, afirmó a una radioemisora local que harán las investigaciones pertinentes, tras calificar el accidente de "lamentable". Lamentó que algunos conductores no escuchen los llamados a manejar con prudencia y a no ingerir alcohol.

Efectivos policiales y unidades de los Bomberos y la Cruz Roja Nicaragüense se hicieron presentes al lugar de la tragedia para trasladar los cadáveres hacia Rivas. Por su parte, el alcalde de Rivas, Wilfredo López Hernández, manifestó que decretaría tres días de duelo ante esta tragedia que quizás sea la peor de toda Nicaragua en la historia de las Semanas Santas.