•  |
  •  |
  • EFE y Agencias

Decenas de miles de nicaragüenses iniciaron hoy el regreso a sus hogares y centros de trabajo tras una semana de asueto, mientras la Policía Nacional incrementó su presencia en las carreteras del país como medida para prevenir accidentes.
 
Unos 11,000 efectivos del orden público fueron desplegados para evitar accidentes de tráfico. La institución policial señaló en un comunicado que sus agentes están ubicados en las afueras de los balnearios y centros turísticos, en todo el territorio nacional.

La movilización de estos miles de agentes es parte de las medidas que anunció ayer en la tarde la jefa de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, cumpliendo una orden del presidente Daniel Ortega, luego del trágico accidente que ocurrió ayer en la madrugada, en el que murieron doce jóvenes.

Las autoridades nicaragüenses registran desde el Sábado de Ramos 25 fallecidos en accidentes de tránsito, 18 víctimas por homicidios y otros seis que murieron en un tiroteo en Waslala, incluídos dos policías. En tanto, la Cruz Roja registra desde el Lunes Santo hasta ahora 16 personas muertas por sumersión, para totalizar 65 fallecidos en las vacaciones de Semana Santa.

El mandatario, a través de Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, envió sus condolencias a las familias de los policías que fallecieron en Waslala y a las de los doce jóvenes que murieron en un accidente en la carretera Panamericana Sur.

Se calcula que más de dos millones de personas se movilizaron durante toda la Semana Santa a diferentes balnearios y otros sitios de recreo en el país. Las autoridades estiman que unos 13 mil vehículos se moverán hoy por las carreteras en el retorno de las vacaciones