Lésber Quintero
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Al menos 17 personas fallecieron durante esta Semana Santa en Rivas, la que se registra como la más letal en la historia del departamento. Estas muertes fueron en su mayoría de jóvenes cuyas edades oscilaban entre los 17 y 30 años.

Entre los fallecidos destacan el deceso casi instantáneo de los doce jóvenes que venían en la tina de una camioneta Isuzu blanca, placa M - 111553, cuyo conductor invadió el carril contrario a exceso de velocidad y después de impactar contra un taxi de Nandaime chocó contra la parte delantera derecha de un bus procedente de Matagalpa.

Las víctimas de este fatídico accidente son los hermanos
Raúl, Carlos Alberto, y José Muñoz Grillo, de 16, 18 y 20 años respectivamente; Ligia Guido Barrios, de 21 años; José Lacayo Moraga, de 24; Erwin Iván Mora, de 19 años; Francis Alguera  Tenorio, de 27;  Augusto Quintanilla y Junielka Bolaños Villareal, ambos de 24 años de edad; Daniel  Molina  Castillo, de 18 años; y Néstor Bonilla y su cónyuge Belkis Yaoska Rodríguez, de 17 añños, ambos originarios de Pueblo Nuevo.

Cuatro ahogados
A los anteriores fallecidos se suman las cuatro víctimas por sumersión. El joven Jordan Alexander Bonilla Torres, de 17 años, se ahogó el primero de abril en el balneario La Galpa, en San Jorge. Diego Manuel Cajina Paisano, de 17 años, y su papá Francisco José Cajina, de 34 años, se ahogaron en Altagracia, en la Isla de Ometepe. Finalmente, Arlin Antonio Gazo expiró en las peligrosas aguas del balneario Gigante, en el municipio de Tola.

Un homicidio
La lista de los diecisiete fallecidos la completa el homicidio contra José Mateo Suárez Góngora, quien murió en la madrugada del dos de abril al recibir una pedrada en la frente que le propinó su primo César Alberto Suárez, con quien había estado ingiriendo licor la noche del Jueves Santo.