•  |
  •  |
  • END

Los gemelitos Nelson y Felipe Romero Sevilla nacieron y también murieron juntos. Fue una de las tragedias que conmocionó a los nicaragüenses durante esta Semana Santa. El Jueves Santo, en el balneario de El Trapiche, fueron sacados ya sin vida.

Los niños Romero Sevilla nacieron un 13 de agosto de 1999, en Managua. Posteriormente se trasladaron junto con su mamá, Maykeling Sevilla, a León, de donde es su papá, Nelson Romero. Cursaban el tercer grado de Primaria en un pequeño colegio de la comunidad.

En Chacaraseca, una pequeña comunidad del departamento de León, dieron sus primeros pasos, pero no los últimos, porque recientemente fueron de paseo a casa de su abuela, Josefa Mejía, que habita en Managua.

La familia enrumbó hacia la capital con ganas de pasar un rato ameno y disfrutar de las vacaciones que depara la Semana Santa.

Al llegar a casa de doña Josefa Mejía, decidieron planear un viaje al populoso balneario El Trapiche, donde pretendían divertirse el Jueves Santo. Estando en el lugar, los niños, en su afán de chapucear inmediatamente al ver el agua, no esperaron a sus padres, quienes primero fueron al parqueo a dejar la camioneta en la que se transportaban.

Fue precisamente en ese pequeño descuido que los gemelitos se sumergieron en las aguas sin saber nadar. Uno de los hermanitos gritó, pero cuando fue escuchado ya era muy tarde. Los socorristas asistieron a uno de ellos que aun tenía signos vitales, pero la muerte no cedió: sin haber cumplido los 11 años dejaron este mundo.

Los habitantes de Chacaraseca han apoyado a esta familia, uniéndose al luto y dándoles aliento.