•  |
  •  |
  • END

La jueza Rosario Ibarra Padilla, del Juzgado Segundo de Audiencia de Chinandega, decidió archivar el Jueves Santos, por un año, la acusación contra Paolo Coen Ubilla, señalado de haber matado al comerciante y abogado Fabio Rivas Montealegre, de 42 años.

La judicial ordenó a la Fiscalía recopilar más pruebas durante este plazo para continuar la audiencia inicial y preliminar que comenzó el jueves 25 de marzo, cuando el implicado se presentó por primera vez ante la justicia después de haber estado prófugo durante quince meses.

El fiscal especial Rodrigo Zambrana, quien presentó la acusación de homicidio, manifestó que existen suficientes pruebas para fundamentarla, sin embargo, "la juez consideró que éstas no son suficientes". "Vamos a tener este tiempo (un año) para poder reabrir la causa y analizaremos el caso para determinar qué pruebas nuevas podemos aportar", señaló Zambrana.

Por su parte, José Manuel Urbina Lara, abogado de la familia Rivas Montealegre, enfatizó en que este caso no quedará impune y que interpondrán quejas ante la Corte Suprema de Justicia, CSJ, por la supuesta mala actuación de la jueza Rosario Ibarra, quien el jueves, durante la continuación de la audiencia, no dictó ningún tipo de medida cautelar contra Coen Ubilla.

Fabio Rivas falleció el seis de diciembre de 2008 después de haber recibido cinco impactos de una pistola Glock 9 milímetros disparada supuestamente por Paolo Coen Ubilla, en la Hacienda El Cortijo, propiedad de Piero Coen Montealegre, padre del acusado.