•  |
  •  |
  • END

A pesar del intenso sol, cientos de personas se dieron cita en el municipio de Mateare, donde se efectuó la sexta edición del torneo de lanchas de remo que este año atrajo a más espectadores y hubo una menor participación de pescadores, quienes luchaban por conseguir los jugosos premios de los primeros lugares.

Como ya es común en los nicaragüenses, el evento comenzó casi una hora después de lo previsto. El ambiente era una locura, la competencia dio inicio al son de chicheros y música caribeña que mantuvo bailando a los presentes hasta el final de la competencia.

La mayoría de los participantes eran humildes pescadores que diariamente se aventuran en las aguas del Lago Xolotlán en busca de la subsistencia.

Este sitio ha sido el escenario de todas las competencias, debido a que sus pobladores y los funcionarios de la comuna de ese municipio quieren evitar que los foráneos vean el lago de manera negativa, es decir, sólo como un desaguadero de desechos.

Más audiencia y menos participantes

El número de participantes llegó a 36, una cifra inferior a los 64 inscritos el año pasado, mientras que las lanchas utilizadas para el evento fueron doce, cada una de las cuales fue pintada con los colores de las empresas patrocinadoras.

Este año las categorías de remo se dividió en infantil, en la que podían participar niños de ocho a 12 años; juvenil que comprendía todos aquellos muchachos de 16 a 18 años, y adultos de 18 años en adelante.

Don José Ángel Romero Barahona es uno de los organizadores y también uno de los jueces de la competencia que fue dividida en nueve hits, para darle mayor realce al evento.

Buena representación en el extranjero

Los primeros ocho hits fueron clasificatorios y el noveno el decisivo. Los equipos variaron, hubo quienes debido al cansancio en los brazos que ocasiona remar, compitieron en parejas y uno relevaba al otro, en cambio las mujeres participaron individualmente remando con todas sus fuerzas mil metros lago adentro.

Romero dijo: “Me siento orgulloso de la competencia, ya que tres de los campeones de años anteriores fueron a representar a Nicaragua en la competencia de remos centroamericana que se efectuó en El Salvador y estuvieron a poco de ganar medalla de oro”.

Listos para competir en septiembre

Gerardo Álvarez, Presidente de la Federación Nicaragüense de Remos, Feniremo, en medio de la algarabía señaló que seguirán apoyando este deporte que cada vez atrae a más pescadores de todos los sitios del país.

“La competencia de remos ya no sólo se realiza en Mateare sino en el Lago de Apanás, El Rama y Granada, cuyos competidores vendrán a Managua en el mes de septiembre a competir con los ganadores de Mateare”, indicó Álvarez.

Los ganadores

Después de una ardua competencia, quienes se alzaron con el trofeo de la victoria y con el motor Suzuki fuera de borda de cuatro tiempos fueron los hermanos Manuel y Léster Guido, que el pasado 27 de marzo fueron semifinalistas en la competencia de lanchas de remo efectuada en playa El Recreo, en Granada.

En segundo lugar de categoría masculina fue para Carlos Roberto Hernández y Jesús Flores, quienes se llevaron 20 mil córdobas. Mientras el tercer lugar lo ganaron Justo Benito López Ramos y Jorge Hernández que obtuvieron su recompensa de diez mil córdobas.

Por su parte, todas las mujeres que participaron fueron premiadas con canastas básicas patrocinadas por Feniremo, la alcaldía de Mateare y Canal 10; una de ellas fue doña Tomasa Argüello, que a pesar del cansancio y del dolor en los brazos logró terminar la competencia.

Mientras tanto, Juan Pablo López, de 16 años, ganador del segundo hits en categoría masculina no tuvo suerte en la final al igual que Ruth Narváez, pero guardan la esperanza de que el próximo año serán campeones y obtendrán los codiciados premios.