•  |
  •  |
  • END

En comparación con el año, el departamento de Masaya registró menos muertos durante la Semana Santa.

Según el subcomisionado y jefe de la secretaría de la Policía de Masaya, Omar García, hubo cinco muertos, de los cuales cuatro fueron por sumersión y uno por accidente de tránsito, mientras que el año pasado fueron siete, tres por ahogamiento, dos por accidente de tránsito, uno por homicidio y otro por suicidio.

Los dos primeros muertos fueron el 28 de marzo: el señor Francisco Javier González, de 33 años, falleció ahogado en la Laguna de Apoyo. El otro es don Julián Antonio González, de 42, quien falleció al ser impactado por un vehículo cuando iba a su centro de trabajo a bordo de su bicicleta, en horas de la mañana. El hecho se dio en el kilómetro 38 de la carretera Masaya-Tipitapa.

El tercer fallecido fue Francisco Javier Acosta, de 19 años, originario de Granada, que por salvar la vida de su hermanito, el cual se estaba ahogando, pereció en la Laguna de Apoyo, el 29 de marzo.

El cuarto fue Miguel Pascual García, de 15 años, quien se metió a bañarse sin saber nadar y se ahogó en la Laguna de Apoyo, el 30 de marzo.

Signe Emmanuel Acuña, de 25 años, también pereció por sumersión en la Laguna de Apoyo, el dos de abril.

En esta Semana Santa, García agregó que, al igual que el año pasado, laboraron 252 oficiales, dieron cobertura a las procesiones y a los principales balnearios
del departamento de Masaya.

En Carazo dos mueren por sumersión
Más de cuatrocientos efectivos de la Policía Nacional resguardaron la seguridad de los veraneantes en el departamento de Carazo, vigilando constantemente las carreteras hacia los diferentes balnearios para evitar accidentes de tránsito.

La subcomisionada Karla Zúñiga, jefa de relaciones públicas de la institución policial, expresó a END que “lamentablemente se ahogó Antonio de Jesús López Zúñiga, de 16 años, mientras se daba un chapuzón en las aguas de Huehuete. Él era habitante del barrio Santa Ana, de la ciudad de Jinotepe”.

Mientras que el segundo correspondía al nombre de Eyner Gamaliel Torres Pavón, de 22 años, originario de la ciudad de Masaya. Este joven, bajo el efecto del alcohol se lanzó a las aguas en el balneario de La Boquita, y una ola lo arrastró hasta que el cuerpo salió sin vida 24 horas después”, aseveró la jefa policial.

Estelí pasó más tranquilo
Una Semana Santa relativamente tranquila transcurrió en Estelí, hasta en horas avanzadas de la tarde de este domingo no se reportaban hechos relevantes que lamentar en los seis municipios que conforman este departamento.

Las autoridades de la Policía esteliana dieron cobertura a seis balnearios artificiales (piscinas con servicio privado) y catorce balnearios naturales.

La Policía esteliana, según su portavoz, desplegó 264 efectivos por diferentes comarcas y barrios del departamento, garantizando tranquilidad y seguridad a la ciudadanía.

La Policía reportó una disminución sensible de los accidentes de tránsito, así como de los hechos de heridos o lesionados por violencia social o por grupos juveniles conocidos popularmente como pandilleros.

Mientras que los miembros de la Cruz Roja esteliana dieron cobertura a cinco balnearios de origen natural, entre éstos el histórico salto de la Estanzuela, ubicado seis kilómetros al sur de esta ciudad.

En cuanto a víctimas por inmersión, el jovencito Heberto Centeno se convirtió en el segundo que pereció de esta forma, al perder la vida en una poza ubicada en la zona conocida como San Jerónimo.

En ese sector hay un estanque de recolección de agua de lluvia y el hoy difunto decidió darse un chapuzón y aparentemente, ya dentro del agua, sufrió un calambre que no le permitió nadar.

José Luis Olivas Castañeda de 31 años, falleció en iguales circunstancias, pero en una poza conocida como El Remolino, ubicada en la zona denominada como La Naranjita, jurisdicción de Estelí. Él residía en el barrio Óscar Gámez dos de esta ciudad.

En esta Semana Santa también se reportó un hecho lamentable y es que el oficial de la Brigada Antidisturbios de la Policía esteliana, Elvis Vellorí, sufrió una herida en uno de sus brazos en el momento que se le accionó accidentalmente una escopeta que funciona con balas o perdigones de goma.

El uniformado fue trasladado al Hospital Regional San Juan de Dios, de Estelí, en donde luego de recibir atención especializada fue dado de alta.

Equipos médicos de los distintos centros de salud y de los dos hospitales que funcionan en este departamento señalaron que la mayor parte de pacientes que atendieron fueron lesionados en trifulcas y alteraciones al orden público callejeras y en accidentes de tránsito.

Nueva Segovia con una mejor Semana Santa
Los neosegovianos vivieron una Semana Santa reinante de tranquilidad durante el desarrollo de las actividades religiosas y veraniegas. Las autoridades policiales y el benemérito Cuerpo de Bomberos no reportaron sucesos que lamentar.

El comisionado mayor Edgar Sánchez Aguilar, jefe departamental de la Policía, dijo que se dispuso de toda la fuerza policial en función de la seguridad de las procesiones recordatorias de la pasión de Jesucristo, así como de los veraneantes que acudieron a los ríos y centros turísticos, algunos con piscinas.

“En este gran esfuerzo, tampoco olvidamos la seguridad, por lo que en el marco del Plan de Seguridad se logró el quiebre de dos bandas delincuenciales dedicadas al robo con intimidación”, indicó.

Sobre pérdidas de vida, solo se registró la muerte de una menor en un hecho accidental en el municipio de Jícaro. La información preliminar señala que salía un vehículo de un garaje y el conductor no se percató de que la niña --de edad no especificada-- estaba en la parte trasera del automotor.

Por su parte, el benemérito Cuerpo de Bomberos informó que sus voluntarios sólo se prestaron a dar cobertura a la participación de miles de feligreses católicos que concurrieron a las procesiones, principalmente en Ocotal.

Ahogados y accidentes de tránsito en León
En León se registran cuatro ahogados, un hallazgo de cadáver, una víctima en accidente de tránsito y varios lesionados en el período de Semana Santa. Edwin Benito Torres Mantilla, de 29 años, oriundo del municipio de Nagarote, murió por sumersión el domingo 28 de marzo, en el balneario El Tránsito, en el sector El Recreo, en Nagarote.

También se registra la muerte por sumersión de Sergio Antonio Bustamante Corea, de 51 años, originario de Managua, quien fue arrastrado por las corrientes marinas este miércoles 31 de marzo en el balneario El Velero, en La Paz Centro.

Otro caso por ahogamiento reportado por la Defensa Civil ocurrió el sábado 3 de abril en una poza de Quezalguaque, donde murió Isaac Corea Somarriba, de 19 años, además las autoridades registran la muerte de Narciso José Díaz Medina, de 32 años, quién murió ahogado en una poza de Telica.

Accidentes de tránsito
Fausto Felipe Pantoja Hernández, de 49 años, oriundo de la comunidad Los Cocos, en el municipio de Telica, murió en accidente de tránsito el lunes 29 de marzo en el kilómetro 107 de la carretera León-San Isidro, después de ser impactado por un automóvil blanco, Sedan, placa M-093398, conducido por Mauricio René Martínez, de 36 años.

Hallazgo de cadáver
Fuentes policiales confirmaron el hallazgo del cadáver de Kathy Balladares Soto, de 39 años, este sábado en el kilómetro 99 de la carretera León-Poneloya. Las autoridades continúan con las investigaciones del caso.

Cruz Roja y Policía activas en Chinandega
Dos ahogados y tres muertos en accidentes se reportaron durante la Semana Santa en este departamento, confirmaron fuentes de la Cruz Roja y de la Policía de Chinandega.

René Valverde, portavoz de la benemérita institución, aseguró que la mañana del 28 de marzo, Luis Luna Juárez, de 15 años, originario del barrio “Carlos Fonseca”, de Chinandega, se ahogó en la poza Ameya, jurisdicción de El Realejo.

Añadió que Gustavo Centeno Palma, originario del barrio San José, de la ciudad de El Viejo, se ahogó a las 4 de la tarde del Jueves Santo, en la piscina ubicada en el Bar Perla, del barrio Managüita, de esa localidad.

Marisol Palma aseguró que su hijo salió la mañana de ese día y se introdujo en estado de ebriedad y desvelado a la piscina, donde fue rescatado con vida, pero murió antes de llegar a un centro asistencial.

Por su parte, el subcomisionado Uriel Gutiérrez, portavoz de la Policía de Chinandega informó que Eduardo Federico González Oviedo, de 46 años, quien viajaba en una moto, y el niño Joseph Steven Morales Ibarra, de seis años, su acompañante, fallecieron la tarde del Jueves Santo, al ser embestidos por una camioneta que conducía David Saúl Flores Torres, de 26 años, en Las Salinas, tres kilómetros al oeste de la entrada al balneario Jiquilillo, en El Viejo, municipio de Chinandega.

En el accidente resultó herida la niña Sugey Oviedo Reyes, de 11 años, hija del motociclista, quien regresaba con su padre y el niño de limpiar un rancho en ese balneario, donde pasarían el fin de semana. La menor de edad se recupera en el hospital España, de Chinandega.

La comisionada Gloria Aguirre, jefa departamental de tránsito de Chinandega, informó que el accidente ocurrió debido a la invasión de carril que realizó Flores, quien conducía en estado de ebriedad. Flores también resultó lesionado y se mantiene con custodia policial en el Hospital Teodoro King, de El Viejo. En las próximas horas será remitido a la fiscalía por homicidio.

Rommel Morales, padre del menor, lamentó el deceso de su hijo y amigo, y exigió justicia.

El subcomisionado Gutiérrez aseguró que el ciclista José Alfredo Estrada Ochoa, de 32 años, murió a las doce de la noche del sábado último a consecuencia de lesiones en la cabeza tras impactar contra el microbús color gris placa CH-13577 conducido por Pedro Manuel Madrigal Velásquez, de 53 años.

El oficial dijo que el percance ocurrió a las 4:40 de la tarde del sábado en el sector conocido como Rancherías, frente a la bloquera Buena Esperanza, a la altura del kilómetro 150 y medio de la carretera Chinandega-El Guasaule, cuando el ciclista en estado de ebriedad invadió el carril y se estrelló de frente contra el automotor.

Información de los periodistas Mercedes Vanegas, de Masaya; Tania Goussen, de Carazo; Máximo Rugama, de Estelí, Leoncio Vanegas, de Nueva Segovia; José Luis González, de León y Róger Olivas, de Chinandega