•  |
  •  |
  • END

“La disposición de compactar la Unidad Anticorrupción de la Policía Nacional fue una situación que se analizó durante varios meses, pero obviamente para llegar a una conclusión de este tipo, tiene que haber una decisión del Presidente como jefe supremo de la Policía Nacional, así como en su momento el presidente (Enrique) Bolaños creó esta Unidad”, afirmó la primera comisionada, Aminta Granera.

Estas declaraciones las brindó Granera luego de reunión en privado que sostuvo con el embajador de Estados Unidos, Robert Callahan, en las oficinas de Plaza El Sol. De lo que dijo se lee “entre líneas” que fue decisión de Ortega el desmantelar la estratégica unidad.

Dicho encuentro duró más de media hora, y al salir, Callahan dijo que su visita fue para expresarle sus muestras de condolencias por el fallecimiento de dos agentes del orden público durante la Semana Santa.

“Vine a expresarle nuestras condolencias por la tragedia ocurrida con los policías, y también hablamos de nuestra colaboración y coordinación a la Policía de Nicaragua, la cual ha realizado una labor muy, pero muy buena, eficaz en la detección de drogas ilegales. También hablamos de cómo mejorar la coordinación entre la institución y la embajada de Estados Unidos”, afirmó el diplomático.

Confirma trabajo con la DEA

Al consultarle al embajador sobre la compactación de la Unidad Anticorrupción de la Policía Nacional, Callahan expresó que “en la reunión se abordó la manera de seguir trabajando de una forma estrecha y eficaz con la Policía”, y eludió señalar cuánto golpeaba a esa relación el que Ortega haya eliminado la Unidad Anticorrupción.

Además, confirmó que esta Unidad trabajaba muy de cerca con la Administración Antidrogas de los Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés).

En cuanto a si la compactación de esta Unidad Anticorrupción afectará el trabajo con los oficiales norteamericanos, el diplomático respondió “que no está exactamente seguro sobre cuáles serán los planes del gobierno de Nicaragua, y una vez que tengan mayor información se va a tomar una decisión. Lo importante en este momento es trabajar juntos y eliminar este flagelo”.

Estructuras siguen trabajando, a pesar de todo

Granera expresó que desde hace meses se venía estudiando la forma de fusionar o compactar las estructuras de la Policía que trabajan en el operativo secreto. “Lo importante”, señaló la primera comisionada, “es que no hay una sola función que hacía esta Unidad, que se deje de hacer por la Policía Nacional”.

“Tampoco hay una ruptura con la DEA y con otras agencias regionales que trabajan en la lucha contra el crimen organizado”, agregó la primera comisionada.

Buenos trabajos… pero se fusiona

Además, dijo que la Unidad Anticorrupción ha elaborado un trabajo excelente, y se han realizado fuertes golpes al narcotráfico.

“Estos cambios se están haciendo para optimizar y para hacer un mejor trabajo, fusionándolo con otras unidades operativas. En la Policía hay distintas unidades para el trabajo operativo secreto, y lo que estamos haciendo es compactándolo para obtener mejores resultados”, dijo Granera, en un esfuerzo por encontrarle sentido a la decisión de Ortega.

Hay más proyectos

El embajador de los Estados Unidos dijo que siempre están buscando la forma de ampliar la información con las Fuerzas Policiales y Armadas de Nicaragua, y por eso se mantiene una comunicación constante y fluida.

Además, afirmó que actualmente tienen varios proyectos con la Policía, uno de éstos es el mejor control en los puestos fronterizos para el combate del tráfico ilícito de drogas, así como en las fuerzas de inteligencia.