•  |
  •  |
  • END

El procurador General de la República, Hernán Estrada, afirmó que el gobierno de Estados Unidos, EU, a través de funcionarios que conforman una Comisión Bilateral, ha aceptado retirar de las listas de reclamos de indemnizaciones a personas que no califican para recibirlas.

Estrada indicó a END que por primera vez Estados Unidos, EU, admitió que hay reclamantes que supuestamente fueron afectados en sus propiedades en los años 80, mejor conocidos como los “gringos caitudos”, que no merecen ser indemnizados.

“Hemos logrado que se eliminen del listado casos, algo que nunca había ocurrido, porque se trataba de personas que no tuvieron que estar en las listas, entre esos, de gente que llegaba, daba su nombre y con sólo haberse naturalizado ciudadano gringo, quería ser indemnizado”, dijo Estrada.

La resolución de los casos de propiedad es vital para que Estados Unidos apruebe el “waiver”, una dispensa de un año a la aplicación de la disposición legal que prohíbe la ayuda bilateral a países que confisquen propiedades a estadounidenses. También obliga al Gobierno de EU a votar en contra de cualquier préstamo para esos países en organismos financieros multilaterales. El “waiver” se aprueba en julio de cada año.

Comisión Bilateral, pie de amigo

El Procurador dijo que la conformación de una Comisión Bilateral, es uno de los pasos más grandes que se han dado para ir resolviendo los reclamos. Ahora, según Estrada, se trata de reuniones bilaterales, porque antes lo que ocurría es que el gobierno de los EU, tenía funcionarios designados en diversas instituciones que eran los que decidían el manejo de los casos.

El tema se analizó por una misión de Estados Unidos, presidida por Christopher Webster, Director para Asuntos Centroamericanos del Departamento de Estado de los Estados Unidos y por una delegación de Nicaragua, presidida por el mismo Estrada.

Explicó que se emitieron una serie de decretos en los que se fusionaron varias entidades de orden administrativo, como la Oficina de Cuantificación de Indemnizaciones, OCI, y todas quedaron bajo la línea de mando del Procurador General.

“Vamos depurando las listas, y en un trabajo de convencimiento, porque no se trata de rechazar por rechazar, sino sacar por criterios básicos, entre ellos la legitimidad del reclamo, que no hubiese sido indemnizado antes y aquello de que unos eran socios en la que tenían el uno por ciento o eran minoritarios y con eso reclamaba por toda la sociedad”, afirmó.

A buen ritmo, pero…

Estrada indicó que trabajan de una forma tan eficiente, que llevan un ritmo superior incluso al del año pasado, pues han logrado resolver a la fecha 53 casos, cinco más que el año pasado, lo cual es bueno, pero no nos satisface en totalidad, porque lo que buscan es terminar cuanto antes, porque se han puesto metas mayores, pero aún así considera que es satisfactorio.

Añadió que sus proyecciones son de resolver el asunto en un breve plazo, sin embargo, no se atrevió a decir que eso se alcance al finalizar el período del actual gobierno.

“Lo que pasa es que nos han quedado los casos más complejos, difíciles, y en donde hay gente que pide valores nostálgicos, caprichosos o que tienen respaldo de algún senador o congresista, y se suma el valor que piden, más alguna influencia que tengan aquí en el país, pues se vuelve más difícil”, indicó Estrada.

Sostuvo que el alto porcentaje de casos resueltos, se debe a que han sido flexibles en relación con la mayoría de los reclamos, incluso con algunos relacionados a la aplicación de los Decretos 3 y 38 (de expropiación), que se mantienen firmes, pero que han dado el espacio para una negociación.

Lo pendiente

En abril de 2008 se contabilizaban 572 casos que correspondían a 376 ciudadanos estadounidenses, pero hoy están pendientes de resolverse 256 casos, y de esos al menos un 40 por ciento son muy complejos.

“Lo que nos queda son los más difíciles, pero estamos seguros de que con esta Comisión Bilateral que hemos conformado se van a resolver, porque hemos logrado establecer criterios bien sanos de negociación”, dijo.

¿El “waiver” es seguro, entonces?

“Nosotros estamos claros de que la dispensa es un instrumento que lo van a usar los estadounidenses políticamente, pero también nosotros tenemos que ambientar esa situación, por eso es que yo he ido directamente a hablar con los congresistas y con los staffers (jefes de despacho de los congresistas), que son personas bien conectadas, con mucho poder, y que incluso me dieron tips de cómo tratar algunos casos con base en normas de los Estados Unidos, pero lo tendremos porque hemos cumplido”.