•  |
  •  |
  • END

El Ministerio Público apelará hoy la decisión de la juez Primero de Audiencias de Chinandega, Rosario Ibarra, que el jueves pasado mandó a archivar el caso Coen en Chinandega, supuestamente por falta de mérito.

Según el fiscal especial Rodrigo Zambrana, la apelación es por haber impedido el ejercicio o la fundamentación de la acusación, pues solamente valoró de forma irracional una parte de las pruebas (dictamen médico legal y prueba anticipada) y omitió el resto, declarándola insuficiente.

“Si haces un análisis individual de las pruebas o bien haces un análisis armónico de todas, haciendo uso de la sana crítica o del criterio racional, hay una sola conclusión inequívoca, que es señalar cómo se produjo la muerte, que es con una arma de fuego, y quién fue la persona responsable de causar esa muerte”, explicó el fiscal Zambrana, en referencia a la víctima, Fabio Rivas Montealegre.

Los familiares del occiso se mostraron molestos por la decisión de la judicial, que ordenó al Ministerio Público recopilar más pruebas durante 12 meses, para continuar la audiencia preliminar e inicial. El implicado se presentó por primera vez ante la justicia después de haber estado prófugo durante 15 meses.

Las dudas del defensor

El abogado Ramón Rojas Méndez expresó que la causa no está cerrada, y si en el plazo de un año la Fiscalía presenta pruebas fehacientes, la jueza decidirá si se abre juicio, de lo contrario se absuelve al acusado.

Según Rojas, existen dudas sobre si Coen Ubilla disparó contra Fabio Rivas Montealegre, por lo que en base a eso, la jueza mandó al Ministerio Público profundizar en las pruebas.

Manifestó que la judicial solicitó dos fiadores con igual cantidad de propiedades para garantizar que su cliente enfrente el proceso judicial.

Valoración errada

Durante la audiencia inicial, el Ministerio Público presentó más de 10 pruebas testificales de los que presenciaron los hechos; análisis de las armas ocupadas a los guardaespaldas, análisis de la escena del crimen, recolección de evidencia (proyectiles), actas de investigación e informe de balística, entre otros.

“A pesar de toda la evidencia presentada que presume que el acusado es el responsable de los hechos, la judicial sólo valoró el dictamen legal y la prueba anticipada, pero de forma errada, porque ambas pruebas confirman los hechos: una establece la causa de la muerte y confirma que fue un arma de fuego la causante de los orificios, y los testigos señalan directamente al hechor”, recalcó el fiscal Rodrigo Zambrana.

CPDH: “Agotar vías por justicia”

Marcos Carmona, Director de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, indicó que hay una serie de anomalías, que todo hace indicar que el caso quedará en la impunidad si continúa la falta de beligerancia tanto del Ministerio Público como del sistema judicial. Sin embargo, agotarán las vías correspondientes para que se haga justicia. De no ser así se enviará un informe a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

“Para esta semana solicitamos una audiencia con el fiscal general Julio Centeno Gómez y hablaremos con él sobre la manera que se está manejando el caso”, dijo.