•   SAN JOSÉ / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Un total de 322 personas murieron en forma violenta en Centroamérica durante las celebraciones de la Semana Santa, sobre todo debido a accidentes de tránsito, asfixia por inmersión y homicidios, según reportes de organismos de socorro y autoridades nacionales.

Durante las vacaciones de la denominada Semana Mayor, cientos de miles de personas se desplazaron a balnearios en playas y ríos, montañas y otros centros de recreo, lo que obligó a su vez a la movilización de miles de socorristas y de autoridades policiales en cinco países de la región.

Según los balances oficiales, hubo 124 muertos en accidentes de tránsito y 99 ahogados en centros vacacionales.

Homicidios, suicidios y accidentes diversos fueron las causas del resto de los decesos, según los informes.

El director de Protección Civil de El Salvador, Jorge Meléndez, precisó que en ese país se contabilizaron 37 muertes, de las cuales 21 fueron por accidentes automovilísticos y 16 por ahogamiento.

La cifra, sin embargo, es muy inferior a la que se registró durante la Semana Santa de 2009, con 61 decesos, comentó el funcionario.

Por el contrario, en Nicaragua el número de muertos llegó a 95, contra 67 en 2009.

Según la Policía nicaragüense, 41 personas murieron víctimas de ahogamiento, 26 por homicidio y 28 en accidentes de tránsito.

Guatemala fue el país con mayor número de víctimas, un total de 102, de las cuales 30 fueron en accidentes carreteros, 12 ahogados y el resto por diversas causas, precisó el vocero de la Policía Nacional Civil (PNC), Pablo Castillo.

En Honduras hubo 52 muertos, 30 en accidentes de tránsito y 22 ahogados; mientras que en Costa Rica el número llegó a 31, de los cuales 10 fueron por accidentes de tránsito, ocho por ahogamiento y 10 por homicidios, según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

En Panamá se produjeron cinco fallecimientos en accidentes de circulación, pero no hubo ahogados, según las cifras proporcionadas a la AFP por la Policía.