Edgard Barberena
  •  |
  •  |

El alcalde de Managua, Dionisio Marenco advirtió a los transportistas que si no entregan la información sobre sus gastos de combustible y movimiento de pasajeros, las licencias de operación en la diversas rutas capitalinas les serán canceladas.

"Ellos,  los transportistas, han tenido un actitud un poco extraña con eso que no quieren dar los datos, pero los datos los sabemos y no comprendo por qué lo hacen" dijo el edil al hablar con los periodistas en un barrio del extremo sureste de Managua.

Dijo que los transportistas tienen que someterse a las normas y "si no lo hacen ahora, van a tenerlo que hacer después, porque si no la entregan, la información,  no van a tener buses nuevos y los buses viejos van a estar prohibidos, por lo que se van a quedar si buses", señaló el edil de Managua.

Según las normas, los transportistas de la capital tienen que someterse a las instructivas del Instituto Regulador del Transporte de Managua, IRTRAMA.

Confirmó que este miércoles el delegado de Nicaragua en el Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE, Silvio Conrado le confirmó que la licitación de los nuevos buses se abre la próxima semana y antes de dos meses estarán en el país las primeras unidades.

Marenco dijo que los transportistas que se niegan a dar la información si continúan en esa posición no serán tomados en cuenta para la venta de las unidades nuevas que llegarán al país.
"El que no se cuadre no tiene bus y el que no tiene bus no puede circular", insistió el edil capitalino quien adelantó que la retención de las unidades viejas unas vez suspendidas las licencias serán ubicadas en un determinado lugar que no identificó, pero aclaró que es plan se llevará a efecto con apoyo de la Policía Nacional.

Con respecto a los buses nuevos, Marenco informó que se va a crear una empresa contralora donde estará el MTI, la Alcaldía, el Ministerio de Hacienda y la Secretaria de la Presidencia.

Esta instancia es la que se va encargar de cobrar el precio de los buses porque el préstamos facilitado por el BCIE no es donación, "y con lo que vayan pagando se van a ir comprando más buses", expresó el alcalde de Managua.