Róger Olivas
  •   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

El fiscal especial Rodrigo Zambrana introdujo a las 10:30 de la mañana de ayer ante el despacho de la juez primero de Audiencias de Chinandega, Rosario Ibarra Padilla, el escrito de apelación contra la decisión de la judicial que el jueves pasado mandó a archivar por un año la acusación por homicidio en contra de Paolo Coen Ubilla, de 39 años.

El también subdirector de la Unidad Especializada Anticorrupción y Crimen Organizado del Ministerio Público aseguró que las pruebas presentadas son contundentes y suficientes para fundamentar la acusación, pero de forma inexplicable la juez las rechazó.

“La juez tiene tres días para aceptar o para rechazar el recurso de apelación, si no lo admite iremos directamente al Tribunal de Apelaciones de Occidente, que en un término de cinco días tendrá que resolver; solicitaremos una audiencia a los magistrados de esta circunscripción”, expresó el funcionario.

Manifestó que la Fiscalía, en representación de la víctima se siente agraviada por la decisión de la jueza chinandegana, que sólo valoró de forma irracional una parte de las pruebas (prueba anticipada y dictamen médico legal) y excluyó el resto, declarándolas insuficientes.

Zambrana detalló que presentaron pruebas de testigos directos, las cuales fueron corroboradas por peritos policiales que examinaron la escena del crimen, y encontraron cinco casquillos de pistola 9 milímetros con la que presuntamente Coen Ubilla ultimó a Fabio Rivas Montealegre.

Manifestó que la juez dio intervención en carácter de víctima a Rina Cerna, viuda de Fabio Rivas Montealegre, y desconoce acerca de dos acusaciones particulares de una hija y del padre de la víctima, representadas por el abogado José Manuel Urbina Lara.