•  |
  •  |
  • END

Para Yesenia era como un sueño. Apretaba la mochila y los cuadernos como si se los iban a quitar. Su rostro estaba iluminado cuando el ministro de Educación, Miguel De Castilla, le dijo que ella y su hermano irían a la escuela. Con su ropita humilde y de chinelas se presentó al Mined, llevaba en sus manos una bolsa con tortillas como muestra de agradecimiento.

Luego de leer la noticia en EL NUEVO DIARIO, el funcionario se contactó con la familia de la niña y le aseguró que la matricularán en la Escuela “Rubén Darío”, y se harán cargo de los gastos de la menor.

Uno de los compromisos a que accedió la mamá de Yesenia, doña Ligia Rojas, fue que la pequeña ya no volverá a vender tortillas y se dedicará sólo a estudiar. El ministro expresó que casos como éste hay miles, pero la meta es lograr la escolaridad neta en el país.

El caso de Yesenia conmovió hasta a los ciberlectores de EL NUEVO DIARIO, quienes escribieron desde Estados Unidos, España y de varios rincones de nuestro país, para brindarle ayuda a la niña que quiere salir de la ignorancia.

Reproducimos pobreza
Doña Ligia Rojas comentó que ella nunca fue a la escuela, y de los ocho hijos que procreó su mamá, Auxiliadora Rojas, sólo uno aprendió a leer y a escribir.

“Mi mamá nunca nos mandó a la escuelas y yo tampoco envié a los míos. Ahora la niña me insistía que quiere ir a la escuela, pero yo le decía que no teníamos dinero. Estudiar es caro, y más para mi familia que vive de palmear tortillas, con eso sólo gano para darles de comer”, expresó Rojas.

Sin embargo, el deseo de Yesenia se hará realidad. El Mined se comprometió a entregarle los zapatos, uniforme azul y blanco, cuadernos, además de monitorearla en las clases. De Castilla se mostró sorprendido de que la niña tiene once años y nunca ha ido a la escuela. “Ella tiene cinco años de atraso, pero nunca es tarde para aprender”, dijo el funcionario.

Además, agregó que en nuestro país se reproduce la pobreza, pues como la madre es iletrada, tampoco tenía interés de que la niña fuera a la escuela. “También vamos a incluir a doña Ligia Rojas en los puntos de alfabetización de adultos y tratar el problema de forma integral”, dijo el ministro.


Escuela de Nandaime podrá abrir tercer grado
En otro orden, el ministro de Educación se refirió al caso de la escuelita “Bendición de Dios”, donde estaban solicitando a la delegación municipal del Mined la apertura del tercero y del cuarto grados.

Por órdenes de la delegada municipal, Mayra Vivas, al Centro Escolar “Bendición de Dios” se le había negado la apertura de estos grados por estar cerca de un centro público, “de ser así, se le está negando el derecho a los padres de matricular a sus hijos donde ellos quieran”, dijo el titular de Educación.

Sin embargo, dijo De Castilla que esta comunidad evangélica tendrá que contratar docentes titulados para elevar la calidad en la educación. “Existen 110 maestros graduados en Nandaime y no habrá excusa para ello”, indicó.

El ministro de Educación dijo que si esta escuela es gratis y los niños reciben alimentos, no hay motivos para impedir la apertura de dos grados más, siempre y cuando tenga infraestructura y maestros calificados.