Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Los miembros de tres sindicatos judiciales están proponiéndole a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que reduzca en un 30 por ciento las asignaciones de combustible de que gozan los magistrados, directores y jueces, a fin de utilizar los fondos que se generen de ese ahorro para financiar un aumento salarial del 20 por ciento para los trabajadores.

Enrique Gutiérrez, secretario general del sindicato “Justo Rufino Garay”, explicó que la propuesta será oficializada hoy en una conferencia de prensa en el Complejo Judicial Nejapa, donde la Federación de Granada y la Federación Unida por la Dignidad de los Trabajadores darán a conocer las propuestas que llevarán hoy a la reunión que tienen con los magistrados de la CSJ para negociar las reivindicaciones salariales establecidas en el convenio colectivo.

Los trabajadores están demandando un aumento salarial del 20 por ciento para todos los trabajadores judiciales, un bono correspondiente al diez por ciento del salario para los secretarios de actuaciones y otros beneficios.

Sin embargo, el planteamiento de las autoridades de la Corte Suprema es que no hay suficiente presupuesto para cumplir con el Convenio Colectivo de los trabajadores.

“El año pasado, el presupuesto destinado al cumplimiento del Convenio Colectivo fue de 17 millones, y lo que hicimos fue ajustar otras áreas para poder destinar 37 millones, que fueron los que se utilizaron, pero ahora requerimos de 87 millones para cumplir, y no creo que logremos obtener más de los 17 millones que nos dieron el año pasado”, dijo en su oportunidad el vicepresidente de la CSJ, Rafael Solís.

No obstante, Gutiérrez explicó que ya tienen identificadas las fuentes de donde podría salir el aumento salarial para los trabajadores: clínicas, combustible y contrataciones.

Destacó que, en las clínicas, los médicos que fueron contratados desde el año pasado ganan de 25 mil a 30 mil córdobas al mes por cuatro horas de trabajo, durante las cuales sólo entregan recetas a los trabajadores, porque medicinas no hay.

“Esos cargos deben ser revisados”, puntualizó el sindicalista, quien dijo que además le propondrá a la CSJ revisar de manera seria todo los que se gasta en combustible, “porque hay directores y funcionarios de la Corte que ni siquiera salen de su oficina, pero reciben 70 galones mensuales de gasolina, los magistrados reciben casi 200 galones, y los jueces 70 galones”.

Enrique Gutiérrez dijo que tales asignaciones “son exclusivamente para uso personal, porque ya nadie notifica, porque para eso hay una oficina central de notificaciones, entonces ese gasto de gasolina debería ser reducido para utilizar el dinero para le reforma salarial establecida en el convenio colectivo”.

Los sindicatos también propondrán a la CSJ que revise todas las contrataciones que hicieron el año pasado, para ver si el personal es de utilidad.