•  |
  •  |
  • END

El personal médico y de enfermería de los hospitales “Bertha Calderón” y “Fernando Vélez Paiz” paralizó la actividad de la consulta externa y cirugías programadas, en respaldo de dos doctoras declaradas culpables por el delito de homicidio culposo en perjuicio de Blanca Flores.

Los trabajadores de la Salud anunciaron una masiva manifestación hoy en los juzgados capitalinos, donde dictarán sentencia a las galenas.

Aunque el caso no ha generado el revuelo que causó el de la auxiliar de enfermería María Magdalena Sandoval García, quien el año pasado fue sentenciada, encarcelada y finalmente liberada por la presión de sus compañeros y los medios de comunicación, lo cierto es que los colegas que las respaldan afirmaron que las acompañarán hasta lograr su libertad.

“No es nuestro objetivo afectar a la población, lo que queremos es que las autoridades del Minsa salgan por los médicos, y que no se dediquen sólo a marginarlos y a reprimirlos”, dijo el doctor Sergio Sáenz, médico gineco-obstetra del Hospital de la Mujer.

Llamado a Facultad de Medicina
El galeno hizo extensivo el llamado para las autoridades de la Facultad de Medicina de la UNAN-Managua, ya que una de las médicas afectadas es residente.

“En la Facultad de Medicina sólo cuando les conviene dicen que los médicos residentes son estudiantes, en caso como éstos se olvidan que lo son, deberían salir a defenderlos por esta agresión”, agregó el dirigente del Movimiento Médico.

Las médicas especialistas María González Martínez, de 43 años, y Jamileth Montenegro, de 31, podrían ser condenadas a la pena máxima de tres años de prisión, y dejarían de ejercer la Medicina, según solicitud de la Fiscalía.

Sáenz dijo que ningún trabajador de la Salud trabaja con el objetivo de hacer daño a los pacientes. Cabe mencionar que Luisa Martínez, madre de una de las médicas acusadas, tiene 32 años de trabajar para el sistema de Salud como técnica de laboratorio del Hospital de la Mujer.

Ayer, todos los sindicatos del Hospital “Bertha Calderón” --salvo Fetsalud-- se reunieron en lo que constituye una unidad de acción sin precedentes, y un aviso de que, a pesar de las diferencias gremiales, los trabajadores de la Salud están unidos.

Es la segunda ocasión, en menos de dos años, en que la justicia condena a trabajadores de la Salud involucrados en casos de negligencia médica.

Las autoridades del Minsa guardan absoluto silencio sobre el tema, pese a que existe la posibilidad de paralización de los hospitales capitalinos.