Rafael Lara
  •  |
  •  |

Representantes de la Central Sindical de Trabajadores “José Benito Escobar” (CST “JBE”) y del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) interpondrán formal denuncia en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por la falta de beligerancia de las instituciones gubernamentales ante las violaciones a los derechos laborales.

Irela Alemán, abogada del Cenidh, indicó que han dado seguimiento a los casos de especificados durante el 2007 e inicios del 2008 y efectivamente constataron que muchas resoluciones del Ministerio del Trabajo (Mitrab) no son acatadas por los empresarios, y en ocasiones tampoco por las mismas instituciones gubernamentales..

La abogada comentó que en el último año las violaciones a los derechos laborales en vez de disminuir se han incrementado y existe gran cantidad de resoluciones en el “limbo”, por lo cual elevarán los casos a instancias internacionales.

Protocolo de San Salvador sin cumplir
La denuncia se referirá a violaciones a los convenios de la misma OIT, e igualmente demandarán al gobierno de Nicaragua su rectificación a favor del protocolo de San Salvador, o protocolo adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en materia de derechos económicos, sociales y culturales.

El documento referido en su artículo 1 refiere que los Estados partes se comprometen a adoptar las medidas necesarias tanto de orden interno como mediante la cooperación entre los Estados, especialmente económica y técnica, a fin de lograr progresivamente, y de conformidad con la legislación interna, la plena efectividad de los derechos que se reconocen en el presente Protocolo.

Además, si el ejercicio de los derechos establecidos en el protocolo no estuviera ya garantizado por disposiciones legislativas o de otro carácter, los Estados partes se comprometen a adoptar, con arreglo a sus procedimientos constitucionales y a las disposiciones de este Protocolo las medidas legislativas o de otro carácter que fueren necesarias para hacer efectivos tales derechos. Algo que hasta el momento el gobierno nicaragüense no ha cumplido.

“A pesar de la promesas de estabilidad laboral del Presidente Ortega, el año pasado se contabilizaron 5 mil casos de despidos en el área estatal, además hay violaciones al fuero sindical y se muestra mucha ineficacia por parte del Mitrab para que se acaten sus resoluciones para resarcir los daños”.

Sanción moral
El Cenidh acompañará a los demandantes de la CST “JBE” en los procesos de demanda al gobierno por la falta de tutela de los derechos laborales, también en los procesos administrativos y judiciales de los casos pendientes en Instituto de Desarrollo Rural, la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, la  casa comercial Curacao y varias empresas de maquila.

Los representantes de la CST indicaron que pedirán la venida de una comisión para que verifiquen las violaciones en materia de derecho laboral en nuestro país.

El resultado podría ser una sanción moral, no vinculante, que se podría dictaminarse en la asamblea general de Naciones Unidas, lo cual se reflejaría en el informe anual sobre los países violadores de los derechos laborales.