Martha Vásquez Larios
  •  |
  •  |
  • END

El Presidente de la Corte Suprema de Justicia, magistrado Manuel Martínez, aseguró ayer que la Asamblea Nacional debe invocar urgente la Carta Democrática Interamericana de la Organización de Estados Americanos (OEA), para denunciar los atropellos que se están cometiendo en contra de la democracia.

Además, hizo un llamado a la población a cerrar filas para que no se instale una dictadura en Nicaragua.

“La Asamblea está siendo impedida de sesionar, está sitiada en diferentes lugares, de manera que hay motivo de preocupación ciudadana, no es cuestión de partido político. Por todos los acontecimientos del martes y de ayer, la población debería cerrar filas para evitar que una dictadura se imponga en Nicaragua”, expresó Martínez.

El magistrado Martínez comparó la situación que está pasando en los poderes Judicial y Legislativo con lo que Evo Morales y Rafael Correa, presidentes de Bolivia y Ecuador, respectivamente, hicieron en sus países “al desbaratar los poderes del Estado echándoles la gente encima”.

Legislativo sitiado

Martínez explicó que el Poder Legislativo ya cumple con todas las condiciones establecidas en la carta, para solicitar la intervención de la OEA, pues han violentado su institucionalidad porque no la dejan trabajar.

“Nosotros como Poder Judicial no podemos decir que nos han violentado nuestra institucionalidad, porque todavía funcionamos aunque de manera irregular, pero no nos han echado a la calle, mientras que a la Asamblea Nacional no la han dejado utilizar su sede y persiguen a los diputados adonde pretenden reunirse, eso sí es una destrucción del Poder Legislativo”, dijo Martínez.

El magistrado agregó que “ellos (diputados) sí ya están en las condiciones que la carta requiere para que se invoque la intervención de los Estados Americanos a través de una misión que viene a investigar, pedir informe al Gobierno y ver cómo se restablecen las cosas”.

El presidente de la CSJ también afirmó que cualquier ciudadano, organismo, partido político puede invocar la Carta Democrática, para denunciar lo que está sucediendo en nicaragua.

Habla Solís

Al respecto, el ex magistrado Rafael Solís dijo que si llegara a venir la OEA le daría la razón a la Corte Suprema Justicia Sandinista, porque el artículo 201 (artículo en el que se amparan para no abandonar sus puestos en la CSJ) de la Constitución de 1987 está vigente.

“Si acaso llegara a venir (OEA), lo que va a decir --y no tengo la menor duda-- es que el artículo está vigente, me parece que no tendría ningún impacto, porque no le daría la razón a ellos. Un artículo que no ha sido derogado no va a decir la OEA que se derogó, de manera que le daría la razón a la Corte Suprema de Justicia”, expresó Solís.

Policía incapaz

Para el magistrado Martínez, la actuación de la Policía Nacional en los actos violentos ocasionados por turbas orteguistas, los dos últimos días, no fue correcta, y si siente que no puede con la situación debe llamar al Ejército de Nicaragua, dijo.

“Por lo que vi ayer, la Policía no actuó como debió haber actuado. Si la Policía no puede, se tiene que llamar al Ejército. Solicité una reunión con ella (Aminta Granera, jefa de la Policía Nacional) y no nos ha recibido, está muy ocupada; pero después de lo que vi ayer, soy honesto, no tengo interés de reunirme. Es como ir a legitimar lo que han hecho”, expresó Martínez.

Amenazas

Tal es la percepción de Martínez de la actuación de la Policía Nacional, que ni siquiera ha puesto denuncia de las amenazas de muerte que ha recibido vía telefónica y correo electrónico, es más, ni siquiera ha solicitado aumentar la seguridad personal.

“¿Para qué (refiriéndose a denuncias), si el diputado Pallais ayer acusó a Rocha (comisionado) de que le había tendido una trampa diciéndole que las vías estaban limpias para que salieran, y casi matan al diputado Moncada?”, señaló el magistrado.

El magistrado Martínez y el magistrado Gabriel Rivera han expresado que han recibido amenazas de muerte, que les andan contados los pasos, pero ninguno ha interpuesto formal denuncia.