•  |
  •  |
  • END

El ministro de Educación, Miguel De Castilla, afirmó que la matriz de contenido de Historia de Secundaria, donde aparecen los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) es un documento informal, pues el currículo básico del Mined todavía está siendo intervenido por organizaciones civiles y académicas. Sin embargo, dijo que los CPC son importantes para la educación del país, y que son legales por la Constitución y por una resolución de la Corte Suprema de Justicia.

“De esta consulta pudiera salir la idea que los CPC sean eliminados, o bien, incluir otras organizaciones comunales”, dijo el funcionario. Además, comentó que el currículo educativo podría estar listo a finales de junio, y con base en el contenido aportado por las organizaciones, se editarán los nuevos libros de texto.

El funcionario justificó que los CPC forman parte de la estructura educativa, sin embargo, la Ley General de Educación, en el artículo 50, establece que “en los Centros Educativos Públicos, no se podrá llevar a cabo ni promover ningún tipo de actividad político-partidista ni religiosa. El Estado ejercerá supervisión de los centros educativos dentro de los términos que se fijen en los reglamentos respectivos”.

En cuanto al currículo, la Ley de Educación dice en el artículo 68 que “debe tener las siguientes características: universal, humanista, científico, dinámico, flexibilidad, moderno, real, eficaz, eficiente, sustentable, y pertinente”.

El ministro de Educación aceptó que éste es un tema que causa fricción política, pero no puede sacar los CPC de los contenidos del Mined, ya que él se estaría auto censurando, afirmó.

Comparaciones absurdas
“Los CPC están causando fricción porque es un tema que han partidizado. En el tiempo de Somoza existían las Juntas Locales de Asistencia Social (JLAS), y en el tiempo de Arnoldo Alemán era las Juntas Comunitarias de Obras y Progreso (JCOP). Estas organizaciones existían en la sociedad y nadie les puso los peros que ahora les ponen a los CPC”, dijo De Castilla.

Agregó que la escuela no es entidad separada de la sociedad, y por ello los CPC no deben ser ocultados de los contenidos del Mined. “Los CPC han sido de una extrema utilidad al Ministerio de Educación y para los pobres del país, ya que nos han llevado un inmenso número de muchachos a la escuela”, expresó el ministro.

El funcionario dijo que esta polémica que se ha desatado es una oportunidad para el perfeccionamiento de los planes de estudio. “Pudiera darse el caso de que a raíz de esta polémica se recomienda que se excluyan los CPC, no van, o puede ser que se incluyan otras organizaciones de la sociedad, y enriquecer este documento”, reiteró el titular del Mined.

Agregó que se podrían incluir los Rotarios, Cruz Roja, Bomberos Voluntarios y la Coordinadora Civil, es decir, todas las organizaciones de la comunidad.

La educación no es neutra
Por su parte, el diputado José Antonio Zepeda dijo que la educación no es neutra, sino que es política. Indicó que la educación no sólo permite conocer los hechos históricos, sino interpretarlos para no cometer los mismos errores.

“La oligarquía ha utilizado la educación para (hacer) prevalecer los intereses de la clase dominante que está en el poder. Ahora la clase dominante es el pueblo organizado, las estructuras organizadas en los barrios que ejerce el poder”, dijo Zepeda.

Agregó que los CPC, al igual que el Conpes, son estructuras que, como lo establece la Constitución, apoyan la gestión económico-social del presidente Daniel Ortega. Ante la inclusión de esta organización, Zepeda dijo que siempre habrá gente que esté en contra de ellos.

Al igual que De Castilla, el diputado Zepeda expresó que todavía quedan temas por incorporar en los contenidos de clases del Mined. “El currículo está en proceso de aporte y se pueden cambiar algunos temas, pero la educación no debe alejarse de la realidad”, concluyó.