Tania Sirias
  •  |
  •  |
  • END

Hoy se celebra el Día Mundial de Tierra, pero esta efeméride pasará inadvertida por el caos en que se encuentra sometido nuestro país, salvo por las llantas y vehículos quemados, lamentaron las organizaciones ambientales de nuestro país.

La deforestación de los bosques, la contaminación de los recursos hídricos, y el cambio climático no son temas de interés ni para el gobierno ni para los políticos, lamentaron los conservacionistas.

Angélica Alfaro, del Centro Humboldt, afirmó que hay poco que celebrar en el Día de la Tierra, tomando en cuenta que en nuestro país, a pesar de que contamos con buenas legislaciones ambientales, no hay recursos económicos para darles cumplimiento.

“Este día es más como un llamado de urgencia a que salvemos el planeta, sobre todo que tenemos problemas que debemos afrentar, tal es el caso del cambio climático, todo esto debido a la explotación irracional de nuestros recursos”, comentó Alfaro.

El cuido de los bosques

David Morales, oficial de Incidencia en Bosques, comentó que a pesar de que el gobierno a través del Instituto Nacional Forestal ha realizado una campaña nacional de reforestación, esta no ha tenido un impacto significativo en Nicaragua.

“Uno de los problemas es que los árboles sólo se ven como recurso maderable, pero no se toma en cuenta su importancia para la captura de carbono, la recarga del manto acuífero, la regulación del microclima, el propiciar un hábitat adecuado para la protección de la flora y de la fauna, así como la mitigación de los efectos del cambio climático”, dijo Morales.

Álvaro Alemán, oficial de Incidencia del Centro Humboldt, recalcó que como organismo ambiental siempre están tratando de incidir en temas de gran importancia, como el agua, los bosques, la biodiversidad, la energía, y el cambio climático.

La falta de recursos

Para Alemán, la falta de recursos ha detenido un sinnúmero de proyectos, entre estos, la salvación del Lago Cocibolca, la cuenca del Río San Juan, el valle de Sébaco, que merecen ser priorizados por el gobierno.

“Por el momento no hemos visto avances, ni siquiera se ha elegido a la Autoridad del Agua, y menos que se implementen acciones en pro de la conservación de los recursos naturales de nuestro país”, dijo Álvaro Alemán, oficial del Centro Humboldt.

Lo cierto es que para los grupos ecologistas, en vez de celebrar es una ocasión para evaluar los problemas medioambientales del planeta, es decir, la contaminación del aire, agua y suelos, la destrucción de ecosistemas, los cientos de miles de plantas y especies animales diezmadas, así como el agotamiento de recursos no renovables.