•  |
  •  |
  • END

Representantes de diferentes sectores de la sociedad coinciden con la apreciación del Vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo, quien afirmó que los que se manifestaron en días pasados con irracionalidad y violencia en las calles de Managua, no son el pueblo nicaragüense, y más bien parecen o son “maras salvatruchas”.

Por otro lado, sectores oficiales saltaron ayer contra el Vicepresidente, y el disgusto fue tan evidente, que le hicieron vacío en el acto de promesa del Consejo Nacional de la Vivienda, donde habrían de asistir una serie de ministros y directores de gobierno.

Morales Carazo subrayó que a esas “maras” no se les puede decir que es el pueblo que está protestando. “Nuestro pueblo es civilizado, pacífico; esos son maleantes, y unos matoncitos que andan empujados por algunos que quieren llevar agua a su molino o están actuando como sicarios”.

El directivo de Amcham, Avil Ramírez, y el licenciado Eduardo Montealegre, respaldaron ayer las afirmaciones del vicepresidente Jaime Morales Carazo, de que las turbas que provocaron daños materiales en un hotel capitalino y en las instalaciones de la Asamblea Nacional no representan “la ira del pueblo”.

José Adán Aguerri, Presidente del Cosep, llamó telefónicamente al vicemandatario para externarle su solidaridad (debido a la agresión de que fue objeto a pocos metros de su despacho) y para manifestarle su preocupación sobre la situación convulsa que vivió la capital durante tres días.

Las reacciones contrarias

Uno de los que no está de acuerdo con el Vicepresidente es el conocido activista orteguista, Víctor Cienfuegos, porque considera que Morales Carazo sólo tiene relaciones con personas de un nivel económico.

“Él, por ejemplo, compra el los súperes, y otros compramos en el Oriental y la apreciación es diferente”, señaló.

El Procurador Especial de Participación Ciudadana, Sixto Ulloa, aseveró que “lo que yo pude ver son mujeres del Mercado Oriental, jóvenes, estudiantes y universitarios, maestros, productores, campesinos, ancianos, que toda esa gente que estaba allí fue la que votó para que el Vicepresidente esté como segundo mandatario de Nicaragua”.

Debieron usar grúas contra buses

Don Jaime expresó que en zonas militares no se puede permitir que nadie obstruya la circulación, y lo que debió hacer el Ejército o la Policía fue, con grúas, quitar los buses que habían sido colocados en la avenida que lleva a las instalaciones de las Fuerzas Armadas.

Sobre la mejor prueba de que los vándalos son maras, don Jaime puso como ejemplo la fotografía que publicó un diario local, donde aparece una persona con todo el cuerpo tatuado y con símbolos que utiliza la Mara 18, la Salvatrucha.

Una fuente policial consultada por END, dijo que los efectivos del Ejército que resguardan el portón de las instalaciones del Estado Mayor, debieron haber abierto la puerta a los vehículos del vicemandatario, para evitar que fueran atacados por las maras.

Una vez dentro de las instalaciones militares, la caravana de Morales Carazo debió salir por las otras vías de acceso que tienen esas instalaciones.

Se conoció que el jefe del Ejército, general Julio César Avilés, envió el miércoles al coronel de infantería, Leonel José Gutiérrez López, jefe de la Secretaría General del Ejército de Nicaragua, para conocer de viva voz del vicemandatario la situación que enfrentó cerca de las instalaciones de la institución armada.

Justifican violencia

Cienfuegos consideró que las protestas de los orteguistas no deberían ser violentas, sino pacíficas y cívicas, sin embargo, “yo creo que este país no puede estar con este tipo de diputados que no quieren hacer su trabajo, pues, eso exacerba los ánimos, y la gente lo único que encuentra es una piedra para tirárselas”, justificó.

Ulloa manifestó que se opone a la violencia y que no se debe calificar como mareros a quienes participaron de los actos violentos, pero, contradictoriamente, justificó a los orteguistas diciendo que estas personas tienen un “estilo de lucha revolucionaria que hay que respetarla”.

El Vicepresidente indicó que no puso la denuncia en la Policía sobre la agresión, pero lo dio a conocer en EL NUEVO DIARIO, para que el presidente Daniel Ortega se dé cuenta de lo que está pasando.

“La Policía, por excesiva prudencia, no actuó a como debía actuar”, apuntó Morales Carazo, quien señaló que los morteros, están prohibidos por la ley.

Sólo a uno tomó promesa

Sólo uno de los más de 20 miembros del Consejo Nacional de la Vivienda asistió ayer a rendir Promesa de Ley ante el Vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo.

El único que asistió fue Roberto Moreno, Director Ejecutivo de la Asociación de Municipios de las Regiones Autónomas del Atlántico (Amuracan), quien confirmó a EL NUEVO DIARIO que viajó desde Corn Island para poder cumplir con el mandato de la Ley 677 (Ley Especial para el Fomento de la Construcción de Vivienda y de Acceso a la Vivienda de Interés Social).

No lo pidió, Presidente se lo solicitó

Durante la actividad, el vicemandatario explicó a los periodistas que la acción de tomar promesa al Consejo Nacional de la Vivienda fue una solicitud que le hizo el presidente Daniel Ortega, a la que él accedió, debido a las múltiples ocupaciones del titular del Ejecutivo.

Morales Carazo fue puntual a la cita, a las 3 de la tarde en el Auditorio “Andrés Castro”, de la Vicepresidencia, donde dijo a los periodistas que las explicaciones (sobre la ausencia de los demás miembros) podría darlas Judith Silva, Presidenta Ejecutiva del Invur.

“Tengo entendido --debido a una llamada telefónica que ella me hizo contra el cacho-- que al parecer no reunían el número, pero yo le dije que vinieran o no (a la Vicepresidencia) yo los estaría esperando, ya que nuestra oficina de prensa había convocado a los medios de comunicación, a los cuales les tengo un mayor respeto”, dijo.

Planes de vivienda

El representante de la organización de todos los municipios de la RAAN y de la RAAS, Roberto Moreno, dijo a los periodistas que en ese sector del país van caminando los planes de vivienda, “donde todo mundo va siguiendo el proceso y los requisitos que los bancos exigen en materia de vivienda en articulación con el sector privado”.

Los ausentes a la Promesa de Ley

Dentro de los ausentes del gobierno a la Promesa de Ley están los ministros de Transporte e Infraestructura, Hacienda y Crédito Público, Ineter, Marena, INE, INAA, y el Instituto Nicaragüense de la Juventud.

Según la ley de la materia, el Consejo estará destinado para formular y diseñar programas de vivienda, el que facilitará amplios acuerdos sociales, profesionales, técnicos y de cooperación, requeridos para la implementación de un plan nacional de viviendas.