•  |
  •  |
  • END

La doctora Vilma Núñez, Presidenta Ejecutiva del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, dijo estar preocupara por la nueva forma de terrorismo de Estado, practicado por el partido de gobierno mandado por Daniel Ortega, utilizando delincuentes y aparentemente hasta a miembros de las “maras” salvadoreñas.

Indicó que nunca había visto esta forma de actuar por parte de un gobierno, utilizando a delincuentes comunes en acciones políticas violentas, como parte de sus presiones políticas contra la oposición.

Asimismo, rechazó el ataque sufrido contra el Vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo, cuyo vehículo no se salvó de la violencia orteguista, al ser agredido a pedradas y morterazos.

“Estoy de acuerdo con el Vicepresidente; esos vándalos no eran el pueblo”, expresó Núñez.

Ya no se puede mediar

La presidenta del Cenidh dijo que en situaciones como éstas ya no puede intervenir ni mediar, tal como se hacía años atrás.

“Antes los conflictos y los choques eran de sectores sociales, ahora utilizan masas contratadas, tal como ocurrió con el atropello que sufrieron los diputados opositores”, expresó.

También rechazó la violencia contra los periodistas, y consideró lamentable la manipulación de los divulgadores oficialistas, utilizados como azuzadores, mandados a confrontar y a agredir a los políticos opositores alejándose de su carácter ético y profesional.

Rechaza campaña de difamación

“También lamento la campaña de difamación que hacen contra mí y contra otras personas en las radios oficialistas, haciendo acusaciones infundadas e incitando a sus simpatizantes a la violencia, exponiendo al peligro a quienes consideran sus opositores, algo que es criminal. Por el momento no digo nombres, pero los responsabilizo de cualquier agresión que sufra el personal del Cenidh, nuestras familias, y yo”, expresó la doctora Núñez.

Mientras tanto, en una actitud muy conciliadora, separándose por momentos de sus pasiones políticas del partido de gobierno, se mostró Omar Cabezas, cuyo cargo de procurador de derechos humanos se venció el 10 de diciembre del año pasado, pero se auto reeligió esta semana.

Cabezas objetó los ataques contra los diputados y contra un periodista del Canal 4 que resultó con una herida durante una pelea iniciada entre un fotógrafo del oficialista El 19, y simpatizantes del partido Vamos con Eduardo, pero no mencionó la agresión sufrida por una unidad de Noticias 12.

Luego alabó el regreso de los diputados a las sesiones de trabajo, a pesar de que a éstos, los grupos de choque del gobierno no los dejaban entrar en la Asamblea Nacional.

El procurador de facto aprovechó para acusar a la doctora Núñez de incitar a la violencia, porque ésta hizo un llamado a la rebelión.

Núñez respondió que el llamado a la rebelión está consignado en el preámbulo de la Declaración Universal de Derechos Humanos, pero cuando todos los cauces legales hayan sido agotados.