•  |
  •  |
  • END

La tarifa del servicio de energía eléctrica a partir de hoy registra un alza de 8.54 por ciento, confirmaron los directivos del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) y del Ministerio de Energía y Minas (MEM), al revelar el porcentaje más alto que se le ha aprobado a Unión Fenosa en sus ocho años de operación en Nicaragua.

EL NUEVO DIARIO lo adelantó ayer, y esta vez lo confirmaron el titular del INE, David Castillo, y Lorena Lanzas, segunda titular del Ministerio de Energía y Minas (MEM). “Es un aumento promedio de 8.5 por ciento y se aplicará a partir de este primero de febrero”, dijo Castillo.

Ambos reconocieron que con este anuncio el precio de la energía sube en un 17.6 por ciento en los últimos tres meses, ya que ellos mismos habían aprobado previamente a Fenosa un alza de 9.06 por ciento, para los últimos tres meses (noviembre, diciembre y enero).

“A partir de este año se acabaron los apagones, pero todo eso tiene un costo que hay que saber cubrirlo vía tarifa”, dijo Castillo.

Según la resolución INE-45-01-2008, se aprobó este porcentaje (8.54%), pues existen deudas acumuladas a favor de Fenosa por los constantes aumentos en el precio internacional del petróleo. Son 33 millones 308 mil 828 dólares con 97 centavos, lo que debe el Estado a Fenosa en aumentos de tarifa.

Castillo y Lanzas revelaron que, con esta alza y en cuestión de seis meses, Fenosa está recuperando 13 millones de dólares de los 33 millones. Los restantes 20 millones los asumirá el Gobierno, es decir, los contribuyentes, mediante un préstamo que solicitará a la Asamblea Nacional, del Presupuesto General de la República.

Todavía nos perdonan la vida
Ambos revelaron que se trata de una operación financiera que fue consultada, y cuenta con el visto bueno del presidente Daniel Ortega. “Fenosa aplicaría un ajuste del 16 por ciento en lugar del 8.5, algo de lo que nos está salvando el Presidente”, dijeron.

Fenosa le debe a las empresas estatales “casi 50 millones de dólares, lo que ha retrasado el mantenimiento de las plantas”, dijo Castillo.

Según la resolución del INE, con este nuevo aumento de tarifas sube también el precio promedio de la energía que producen las plantas generadoras nacionales. Ayer todavía vendían cada megavatio a Fenosa en 124.68 dólares, y a partir de hoy, lo venden en 138 dólares con 86 centavos.

Fenosa, a su vez, aumenta también el precio promedio de esta energía comprada y la vende a sus clientes un poco más cara. Ayer todavía vendía cada megavatio en 185.96 dólares, pero a partir de hoy lo vende en 201 dólares con 84 centavos.

En la misma resolución se detalla que este nuevo ajuste de 8.54 por ciento resulta de afectar los cargos que aparecen en las facturas de Fenosa en concepto de consumo de energía y potencia, pero no afecta la comercialización.

Sin embargo, se dispone también la aplicación de esta alza a todo el servicio de alumbrado público que Fenosa presta en el país, a excepción de Managua, Chinandega, Somotillo, Santa Teresa, El Viejo y San Juan del Sur; “en vista que existen contratos entre dichas alcaldías y las empresas distribuidoras”, reza la resolución del INE.

El mismo cuento de los 150
Explicaron que dicho ajuste no afectará a los clientes que consumen hasta 150 kilovatios de energía al mes, los que seguirán siendo subsidiados por el Estado. Castillo reveló que en los últimos meses aumentó la cantidad de estos clientes en la base de datos de Fenosa, y pasaron de 74 al 80 por ciento.

“Este aumento no afecta a casi 550 mil clientes, casi el 80 por ciento ahora, pues parece que más clientes están ahorrando energía… a ese grupo no se le va a incrementar la tarifa y siempre tienen igualmente congelados los precios a junio de 2005”, agregó el titular.

Precisó que este subsidio, más el otro que beneficia a los clientes que consumen menos de 300 kilovatios, que no deben pagar el IVA en las facturas de Fenosa, le cuesta al Estado cada mes un millón 600 mil dólares.

Cabe aclarar que el mayor impacto de esta alza lo recibirá menos del uno por ciento del total de clientes de Fenosa, unos tres mil 900 productores que utilizan la energía para regar sus siembros, los cuales consumen más de la mitad de toda la energía que vende la distribuidora.

Los sectores de Industria y Comercio serán los siguientes afectados, más de 42 mil clientes de Fenosa que demandan el 17 por ciento de la energía facturada por la distribuidora.

Lanzas anunció que se trata de una medida integral, pues el presidente Ortega firmó la noche del miércoles el Decreto Presidencial 2-2008, donde se adoptan una serie de medidas para el ahorro de energía eléctrica y combustible en todo el país.

Población no resistirá
Gonzalo Salgado, coordinador de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores (RNDC), dijo que esta nueva alza ha dejado al descubierto la incapacidad del Gobierno para amortiguar los aumentos, aunque cuentan con recursos de países amigos que podrían evitar el colapso de muchas pulperías y el golpe a los consumidores.

“Hasta el momento no existen condiciones para que los pobladores puedan resistir semejante golpe al bolsillo, y muchas pulperías van a ser las primeras en desaparecer”, señaló.

Efecto dominó
Directivos de las organizaciones de consumidores aseguran que es falso que haya aumentado la cantidad de clientes beneficiados con subsidio.

“Además de ser una gran falsedad, el incremento en el precio de la energía tiene un efecto dominó, y los sectores lo que hacen es trasladar esos precios a los productos, a los clientes… es un impacto indirecto”, añadió el coordinador de la Red.