Vladimir López
  •  |
  •  |
  • END

La Fuerza Naval de Nicaragua capturó cuatro embarcaciones colombianas con 31 tripulantes a bordo, pescando de manera ilegal en aguas nacionales del mar Caribe, informó ayer una fuente militar.

Las naves fueron interceptadas el jueves 22 de abril, unas 135 millas al noroeste de Cabo Gracias a Dios, en aguas jurisdiccionales del Caribe, repletas de pescados y caracoles, informó el jefe de la Naval del Ejército nicaragüense, capitán de navío Róger González.

Las embarcaciones iban ayer sábado rumbo al puerto de Bluefields, principal ciudad del Caribe Sur de Nicaragua, donde la marina entregaría a los pescadores colombianos a las autoridades de Migración, precisó el militar.

En la embarcación más grande, "Laura Anny", viajaban 23 colombianos, y en las otras el resto, entre ellos un pescador con identidad nicaragüense y colombiana.

González aseguró que los barcos fueron capturados en "aguas nicaragüenses" como parte del "plan de vigilancia y seguridad" que realizan los guardacostas para proteger los espacios marítimos, y no en la zona en litigio con Colombia.

Herdocia: acción legítima
Para el doctor Mauricio Herdocia Sacasa, especialista en Derecho Internacional, las embarcaciones colombianas capturadas por la Fuerza Naval de Nicaragua se encontraba faenando de manera ilegal en aguas nicaragüenses y no en aguas en litigio ni en aguas internacionales como asegura el gobierno de Colombia.

Herdocia, ex agente de Nicaragua en la Haya para el litigio con Costa Rica por el río San Juan, precisó que la captura se realizó en aguas donde la Corte Internacional de Justicia delimitó los derechos de Nicaragua y de Honduras en el mar Caribe, zona por la que Colombia no tiene absolutamente nada qué reclamar.

END.- El ministro colombiano de Defensa, Gabriel Silva, denunció la detención en Nicaragua de una embarcación pesquera colombiana en una “zona en litigio”, según lo reportaron agencias internacionales. ¿Qué consideraciones le merece esa denuncia?
MHS.- Nicaragua capturó esas embarcaciones en aguas de Nicaragua. No son aguas en “litigio”. Son aguas plenamente nicaragüenses situadas a menos de las 200 millas del territorio nacional según lo ha reportado la fuerza naval.

Son aguas arriba del paralelo 15 y en las cercanías del meridiano 80, en la zona donde la Corte Internacional de Justicia ya delimitó los derechos de Honduras y de Nicaragua en el Mar Caribe.

Por consiguiente, Colombia no tendría nada que reclamar a Nicaragua ya que carece de aguas arriba del paralelo 15, que es la zona donde precisamente en su fallo del 8 de septiembre de 2007, la Corte estableció la frontera definitiva entre Honduras y Nicaragua. La captura se produjo en la parte de las aguas que la Corte dejó sin duda alguna en manos y bajo la soberanía de Nicaragua y así lo demuestran las coordenadas brindadas por la Fuerza Naval que hizo una gran labor.

END.- Pero Colombia sostiene que dado que el fallo sobre el caso colombo-nicaragüense no se ha emitido, entonces no se deben ejercitar actos de dominio hasta que la Corte determine la frontera.
MHS.- El punto aquí es que no son aguas que estén en disputa con Colombia ni con ningún otro país. Son aguas del país, sin dudas. La propia Corte Internacional presentó en su fallo del caso Nicaragua versus Honduras, un mapa, donde queda clarísimo que los derechos de Nicaragua se extienden por encima del paralelo 15 con un acimut definido por la propia Corte que se proyecta más allá del meridiano 82. Es lo que conocemos como la línea bisectriz que la Corte calculó a partir de la Dirección General de las Costas de ambos países.

END.- Entonces, ¿esa zona no está en disputa entre Colombia y Nicaragua?
MHS.- De ninguna manera. Las autoridades mismas de Colombia no están diciendo ahora que sean colombianas, sino hondureñas, lo cual también es equivocado. Es una zona cuyos derechos ya fueron esclarecidos por la Corte Internacional de Justicia en el caso del diferendo territorial y marítimo entre Honduras y Nicaragua a favor de nuestro país. Colombia no tiene nada que ver en esa zona. Es absolutamente nicaragüense.

END.- ¿Entonces, tampoco fue en “aguas internacionales”, como indican las autoridades colombianas?
MHS.- Nada de aguas internacionales. Según el reporte de la Fuerza Naval, la captura se produjo en aguas que se conocen como Zona Económica Exclusiva de Nicaragua, que se proyectan 200 millas a partir de las líneas de base sobre las cuales se mide la anchura del mar territorial. En esa zona Nicaragua tiene los derechos exclusivos de soberanía y jurisdicción para explotar los recursos vivos y solo embarcaciones debidamente autorizadas por el soberano, en este caso Nicaragua, pueden navegar con propósito de pescar en nuestro mar económico. Cualquier otra embarcaciones se expone a las sanciones del soberano.

END.- ¿Quedó algo sin delimitar entre Nicaragua y Honduras? ¿Qué pasa con Colombia?
MHS: Todo fue debidamente delimitado entre Nicaragua y Honduras, salvo la franja pequeñísima de tres millas que va desde la frontera terrestre hasta el punto de inicio de la línea definida por la Corte. Es decir, muy, pero muy lejos de donde se produjo la captura.

Con Colombia sigue el juicio pendiente. Sólo resta la Duplica de Colombia y los alegatos orales, para que la Corte determine la frontera entre ambos países, habiendo aclarado de previo en el fallo sobre Objeciones Preliminares del 13 de diciembre de 2007 que el meridiano 82 no era frontera y, por tanto, no se puede imponer a Nicaragua ese muro de contención que cercena nuestra prolongación natural del territorio y aguas que se extiende al menos 200 millas náuticas por ahora.

En síntesis, Colombia no tiene ni remotamente aguas en la zona donde se produjo la captura. No son aguas que estén en disputa con Nadie ni tienen un régimen internacional. Le pertenecen a Nicaragua en virtud del fallo de la Corte Internacional de Justicia en el caso contra Honduras iniciado en 1999 y finalizado en el 2007.

(Con apoyo de AFP)