elnuevodiario.com.ni
  •   BRUSELAS  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Centroamérica y la Unión Europea han entrado en la última fase de negociación de la parte comercial de un acuerdo de asociación, después de mantener maratónicas reuniones durante todo el fin de semana en Bruselas.

Los equipos negociadores de ambas partes tenían previsto terminar el viernes la última ronda de negociación sobre asuntos comerciales del acuerdo, pero finalmente decidieron prolongar las sesiones durante, al menos, dos días más.

Los jefes negociadores han estado en permanente contacto con el sector productivo de cada país, a quienes han consultado las ofertas y contraofertas planteadas por los europeos, principalmente sobre importantes productos agrícolas para la economía del Istmo.

Está previsto que los negociadores centroamericanos y europeos inicien una nueva reunión entorno a la medianoche (hora local de Bruselas) para intentar consensuar "las propuestas finales", según fuentes diplomáticas centroamericanas. Ambas partes tienen previsto reunirse hoy hasta altas horas de la madrugada, tal y como hicieron los días precedentes.

"Se está llevando a cabo un trabajo muy intenso para intentar cerrar lo más pronto posible", destacaron. Otras fuentes cercanas a la negociación señalaron que la sesión "aún va para largo", aunque "la idea es terminar ahora".

Los seis países centroamericanos implicados (Honduras, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Panamá, y Guatemala) piden a la UE más "flexibilidad" para productos como el azúcar, el banano, la carne, el café, o el arroz.

Aunque europeos y centroamericanos lograsen cerrar esta madrugada el pilar comercial de sus negociaciones, aún deberán consensuar las otras dos "patas" sobre las que se sustenta el amplio acuerdo de asociación al que aspiran.

Independientemente de lo que ocurra en el apartado comercial en las próximas horas, los equipos negociadores responsables de los pilares de diálogo político y cooperación iniciarán mañana la última ronda prevista para cerrar esos capítulos.

El objetivo tanto de centroamericanos como de europeos sigue siendo intentar concluir las negociaciones técnicas del acuerdo -que tramitan desde 2007- antes de la cumbre euro-latinoamericana que se celebrará el 18 de mayo en Madrid, bajo presidencia española de la UE.