•   LA NACIÓN, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • END

Ciudad Neily. Los cadáveres de cinco hombres maniatados y con balazos en la cabeza fueron hallados el miércoles a las 12:40 pm en un basurero a un kilómetro del centro de Ciudad Neily, en Corredores, en la carretera que comunica a San Vito de Coto Brus, cerca de la frontera con Panamá.

Jorge Rojas, Director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), indicó que las víctimas estaban acostadas en fila, boca abajo y con las manos atadas con gasas plásticas.

Aunque anoche la Policía desconocía la identidad de los fallecidos, Rojas dijo que todo hace presumir que se trata de extranjeros, aunque no portaban documentos de identidad.

El sitio en donde aparecieron los cuerpos es conocido como Tajo el Pelón, el cual es utilizado por los vecinos como basurero.

El hallazgo se produjo luego de que la Fuerza Pública de Ciudad Neily recibió la llamada anónima de un hombre que informó de la presencia de los cadáveres.

Rojas dijo que la Policía trataba de ubicar ayer a esta persona para determinar si conoce más detalles de la masacre.

Según Rojas, el homicidio múltiple fue ayer, pues en el sitio no había malos olores ni signos de descomposición de los cuerpos.

Precisamente, Yamileth González, una vecina, de 58 años, que vive a unos 200 metros del basurero, dijo que a eso de las 10:30 am escuchó varios disparos en la zona.

Los hincaron
Fuentes policiales que estuvieron en el sitio presumen que a los individuos los hincaron y les dispararon por detrás, pues presentaban orificios de entrada en la nuca y los rostros estaban muy ensangrentados.

Jorge Rojas describió a las víctimas como de piel morena.

Según los oficiales que llegaron al lugar, dos de los sujetos muertos tienen edades entre los 45 y 50 años, y los restantes tres entre los 25 y 30 años.

Las cinco víctimas tienen el pelo rapado, y preliminarmente se presume que son originarios de Panamá o de Colombia.

Uno de los individuos tenía un pantalón corto y los restantes pantalón largo. Vestían camisas de colores, roja, amarilla, azul, verde y blanca.

El sitio donde estaban los cuerpos es montañoso y está a unos 100 metros de la carretera principal.

Era un antiguo tajo y en la actualidad los vecinos lo utilizan para botar basura, y se supone que llegan parejas a mantener relaciones, pues en el lugar había muchos preservativos, dijo la Policía.

Ajuste de cuentas
Jorge Rojas no dudó en indicar que esta masacre obedece a un “ajuste de cuentas” que podría estar relacionado con el narcotráfico.

Recordó que en el cantón de Corredores se produjeron en los últimos meses varios hechos sangrientos entre grupos de panameños.

El caso más reciente ocurrió el 20 de diciembre, pasado cuando unos pistoleros asesinaron a dos pasajeros de un vehículo de placa panameña y dejaron heridos de bala a otros tres.

Similitud con caso de Kukamonga, Estelí
Rojas señaló que el OIJ investiga si esta masacre tiene relación con el hallazgo, el domingo pasado, en un basurero clandestino en la cuesta Kukamonga, en Estelí, Nicaragua, de los cadáveres de una pareja de cubanos refugiados en Costa Rica. Se trata de Yureimy García, de 25 años de edad, y Maykel García Enamorado, de 28.

SAN JOSÉ (AP)
El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Costa Rica coordina con autoridades de Panamá y Nicaragua en la investigación del asesinato de cinco hombres el miércoles en la frontera sur del país.

La vocera del OIJ, Margarita Morales, explicó a la AP que los cuerpos de las cinco víctimas fueron trasladados durante la madrugada a la capital para realizarles las respectivas autopsias.

“Se está coordinando con la Policía en Panamá y en Nicaragua porque se les tomarán las huellas a los cuerpos y se enviarán a esos países, con el fin de tratar de identificarlos”, dijo Morales. Aclaró que algunos datos divulgados por la prensa local no son aún oficiales.

¿Identificaron a uno?
De acuerdo con Telenoticias del Canal 7, uno de los fallecidos sería el panameño Eliécer Estribi Serrano, de unos 40 años y radicado en Costa Rica. Una persona con ese mismo nombre aparece en archivos judiciales consultados por AP en una causa de 2005 por tenencia de droga para tráfico internacional, pero fue exonerado de los cargos.

Sobre otros datos, Morales señaló que además investigan la posible relación en el caso de un vehículo que quedó abandonado en un hotel de la zona sur, del cual no brindó más detalles. “El caso está en investigación”, aclaró.

El director del OIJ, Jorge Rojas, manifestó a medios locales que todo indica que se trató de un “ajuste de cuentas”, posiblemente relacionado al tráfico de drogas.