•  |
  •  |
  • END

El gobierno obtuvo en 2009 una sobre recaudación de impuestos de 666.7 millones de córdobas con respecto a las proyecciones del Presupuesto de la República, según el informe de liquidación de ese año del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, dado a conocer recientemente.

En un inicio, el gobierno proyectó una recaudación de 26.8 mil millones de córdobas, que constituía una meta inalcanzable, por lo que tuvo que hacerle ajustes hasta llegar a una cifra más conservadora de 22,984.4 millones de córdobas.

Posteriormente se hizo otro ajuste, dejando la meta de recaudación en 23,109 millones de córdobas, y, finalmente, se recaudó 23,776.5 millones, dando una diferencia positiva de 666.7 millones, que representa un 3 por ciento de sobrecumplimiento de las metas, y es 1.3 por ciento superior a lo recaudado en 2008 y de los que no se sabe su destino en el Presupuesto.

Sin embargo, la tendencia de la recaudación mostró el mismo patrón de los años anteriores, con el Impuesto sobre la Renta, IR, manteniéndose como el principal motor de las tributaciones. En 2009, este tipo de impuestos creció a un ritmo superior al 20 por ciento.

“Sin embargo, en 2010 la recaudación del IR muestra un comportamiento muy extraño: a marzo de 2010 la acumulada de este impuesto registra una tasa de crecimiento interanual de apenas el 3.2 por ciento, después de experimentar tasas negativas de -14.3 por ciento y -7.5 por ciento en enero y febrero, por primera vez en muchísimos años”, destacó el economista Adolfo Acevedo.

No tiene lógica
Según el economista, no tiene lógica que las recaudaciones se hayan desacelerado tanto, cuando el gobierno proyectó un crecimiento mayor, con la entrada en vigencia de la nueva reforma a la Ley de Equidad Fiscal, cuyo peso recayó principalmente en el IR.

“¿A que se debe este extraño comportamiento de la recaudación del IR, en lo que va de 2010? ¿No debió la recientemente aprobada reforma tributaria reflejarse en cierta mejoría en su recaudación, en vez de en su peor desempeño en muchísimo tiempo?”, cuestionó el economista.

IVA crece a pesar de crisis
Contradictoriamente, tomando en cuenta los efectos de la crisis económica y de la desaceleración de la economía, el Impuesto al Valor Agregado, IVA, muestra un notorio crecimiento, superando las proyecciones del gobierno, que previó para este año un modesto incremento.

Según el informe, las recaudaciones del IVA crecieron 14.8 por ciento en marzo, cuando se recaudaron 2,613.94 millones de córdobas, cantidad superior a los 2,276.11 millones de córdobas de 2009. Pero, además, el IVA a las importaciones, que se preveía que no crecería, muestra un crecimiento de 9.2 por ciento, según Acevedo.

Otro de los que aumentó considerablemente en las recaudaciones es el Impuesto Selectivo de Consumo, ISC, que en términos generales creció 26.3 por ciento con respecto al mismo período del año pasado.

Pero lo más sorprendente de todo esto es que el ISC para las exportaciones también aumentó en un increíble 63.3 por ciento, algo nunca antes visto.

Generalmente, el IVA a las importaciones ha mantenido un crecimiento sostenido de entre 20 y 22 por ciento en el primer trimestre, según datos oficiales. Pero ahora se ha disparado hasta el 63 por ciento, ya que pasó de 202.03 millones de córdobas en el primer trimestre del año pasado, a 329.99 millones este año.

Hambre Cero en casi cero
Por otro lado, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público dio a conocer el informe de ejecución de 2009, donde informan que el gobierno cumplió con el 94.4 por ciento de lo programado. Sin embargo, no todas las instituciones fueron lo suficientemente eficientes con su presupuesto.

Uno de ellos fue el Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, que apenas pudo ejecutar el 76.72 por ciento de su presupuesto de gastos, pero tuvo un pobre desempeño en el gasto de capital, ejecutando apenas el 56.6 por ciento, el más bajo de todas las instituciones del gobierno.

Entre la subejecución figura el Bono Productivo Alimentario, con una ejecución de 49 por ciento, el Programa Agroalimentario de Semilla, con el 23 por ciento; ambos vinculados al Hambre Cero.

En el informe de ejecución presupuestaria del Ministerio de Hacienda y Crédito Público correspondiente al período enero septiembre de 2009, Hambre Cero contaba con un presupuesto de 240.69 millones de córdobas. A esa fecha apenas había ejecutado 13.6 millones de córdobas, que corresponden a una paupérrima ejecución del 5.65 por ciento.

Es por eso que en la última reforma al Presupuesto de la República, en octubre de 2009, se le recortó de un plumazo al Ministerio Agropecuario y Forestal, 189 millones de córdobas, de los cuales un fuerte porcentaje eran del programa Bono Productivo Alimentario, el cual quedó con 69.6 millones de córdobas, de los que sólo ejecutó 34 millones al finalizar el año.

Pero también resulta curioso que al Bono Agroalimentario de Semilla se le haya aumentado el presupuesto. Inicialmente tenía 48 millones de córdobas, de los que apenas había utilizado 11 millones, para un 23 por ciento de ejecución en el período enero-septiembre de 2009.

Al finalizar el año, según el informe de liquidación, se les premió la ineficiencia aumentando en 13 millones de córdobas su presupuesto, pese al recorte que había sufrido esta institución, el cual quedó en 61 millones, de los cuales sólo se ejecutaron 14 millones para un 23 por ciento de ejecución.