•  |
  •  |
  • END

El interno Gerardo Giovanni Cabezas Brenes podrá salir de la cárcel y recibir tratamiento especial en su casa de habitación, luego que la judicial Gertrudis Rosario Gaitán Pavón le otorgara el beneficio de convivencia familiar.

“Es una bendición de Dios”, exclamó la señora Marisol Cabezas Brenes, hermana del interno, quien agradeció a EL NUEVO DIARIO por las publicaciones sobre la situación que padecía su hermano en la cárcel Modelo de Tipitapa.

La doctora Gaitán Pavón, Juez III de Distrito Penal de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria, personalmente notificó a la Procuradora Especial de Cárceles, María Auxiliadora Urbina, la resolución donde otorgaba el beneficio de convivencia familiar para el interno.

El pasado sábado, cuarenta privados de libertad con enfermedades crónicas, se declararon en huelga de hambre para presionar a las autoridades del Sistema Penitenciario Nacional gestionar el beneficio que otorga el régimen carcelario.

Igual presión realizó la Procuradora Especial de Cárceles, quien solicitó a la juez Gaitán Pavón resolviera a favor del interno, quien fue desahuciado por un cáncer que se encuentra en su etapa terminal y que le ha provocado parálisis en la mitad de su cuerpo y pérdida paulatina de la memoria.

“No tengo cómo agradecer a Dios y a EL NUEVO DIARIO las gestiones realizadas a favor de mi hermano”, exclamó Marisol Cabezas, quien a pesar de lo difícil que es la enfermedad de Gerardo, lo importante para ella y su familia es que lo podrán atender de forma directa en su casa.